.
¿Cómo preparar sales de baño relajantes?

¿Cómo preparar sales de baño relajantes?

Las sales de baño relajantes son el ingrediente esencial, para preparar sesiones de relajación.

Aunque su uso más común es en la bañera (baños de inmersión), también es posible preparar un saquito con ellas, con un trozo de tejido natural (tela de algodón), y emplearlas como esponja.

Los baños (de inmersión) con sales:

  • limpian la piel en profundidad;
  • ayudan a eliminar toxinas;
  • disminuyen los niveles de estrés y ansiedad;
  • ayuda a la relajación muscular y mejoran la hidratación de la piel,
  • entre otros beneficios.

Generalmente, las sales de baño que se comercializan en tiendas de cosméticos y farmacias, suelen tener conservantes o ingredientes químicos que pueden alterar los componentes naturales.

Por ello es conveniente, que antes de darte un baño con sales de baño relajantes, experimentes la mezcla en una pequeña porción de tu piel, por si existe algún tipo de reacción alérgica. Igualmente puedes preparar tus propias sales de baño, en casa.

Lee también: Conoce los tipos de sales energéticas

Preparación de las sales de baño relajantes


Para elaborar sales de baño relajantes caseras necesitaras contar con:

  • sal marina gruesa (también llamada sal en grano);
  • bicarbonato de sodio;
  • sal de Epson;
  • aceites esenciales;
  • y un envase de metal o vidrio con tapa.

De manera opcional, puedes agregar colorantes vegetales (de alimentos); pétalos de flores u hojas secas, trituradas con anterioridad. Las cantidades de sal marina, de Epson y bicarbonato varían, según cuánto desees preparar.

La proporción estimada es de 1 kilo de sal marina, por 2 cucharaditas de bicarbonato de soda y 3 cucharadas de sal de Epson. Si deseas utilizar tinte vegetal, para colorear tus sales, 7 gotas serán suficientes, en este caso.

Toma la mitad de la sal marina y colócala dentro de un envase. Agrega el tinte vegetal. Cierra el frasco, y agita la sal hasta que se encuentre coloreada por completo. Abre el frasco, y agrega la mitad de la sal de Epson y el bicarbonato.

Cierra el frasco nuevamente y agita para que la mezcla se incorpore. Una vez listo, abre el frasco y agrega los aceites esenciales de tu preferencia. Asegúrate que se trate de oleos naturales, sin aditivos químicos.

Vuelve a cerrar el frasco, agita la mezcla y una vez incorporados los ingredientes, puedes agregar las hojas o pétalos de flores secas y triturados, si deseas incluirlas en la receta.

Completado el procedimiento, agrega a la primera mezcla, las cantidades restantes de sal de Epson, bicarbonato de sodio y sal marina. Cierra el frasco. Puedes agitarlo para mezclar todos los ingredientes por completo, dejar una separación visible entre los dos colores o intercalarlos por capas.

Medium Angela - Videncia de Suerte y de Fortuna

¡Tome las riendas de su futuro y descubra por fin la Riqueza!
¡Pida su videncia gratuita!


Recomendaciones sobre sales de baño relajantes


Recuerda que el tinte vegetal usado en la preparación no es indispensable, utilízalo solo si quieres que tus sales tengan color. En cuanto a los aceites esenciales, puedes emplear sándalo, rosa, coco, lavanda o cualquier otro aroma que te induzcan a la relajación.

Las sales de baño relajantes se conservan bien durante largo tiempo, sin embargo, se recomienda no exceder de los tres meses. Guárdalas en un lugar oscuro, y permite que la mezcla repose durante un período de 3 días, antes de usarla.

A pesar de que las sales de baño caseras no cuentan con ingredientes químicos tan agresivos como las versiones comerciales, conviene hacer una prueba de tolerancia a la sustancia en una pequeña porción de piel, antes de darse un baño con ellas.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.