.
¿Cómo saber si has tenido una Premonición?

¿Cómo saber si has tenido una Premonición?

Una premonición es una cualidad que poseen algunas personas que le permite conocer y percibir algo que está por ocurrir. Este proceso puede registrarse bien sea en forma consciente o inconsciente a través de los Sueños.

Esta capacidad de saber lo que está por suceder, pasa muchas veces desapercibida o no logra colocársele palabras que puedan explicar cómo todo puede predecirse. De hecho, muchos científicos lo asocian más con casualidad.

Lee también: Baba Vanga: vida de la famosa clarividente búlgara  
 

Cómo puede desarrollarse la capacidad de tener una premonición


Algunas la tienen y otros no, es algo a lo que nadie escapa pero poco puede explicarse. Se dice que quienes tienen desarrollado más el hemisferio derecho del cerebro, entendido como aquel que rige las intuiciones, la creatividad, pueden establecer mayor contacto con lo intangible e imperceptible.

En muchos casos, la capacidad de premonición puede ser heredada de una generación a otra.

La historia está llena de episodio donde se han registrado premoniciones, en especial en La Biblia, en donde a través de los sueños se daba luces sobre el futuro.

Incluso, un poco más reciente, el Presidente norteamericano Abraham Lincoln habría tenido un sueño varios días antes de fallecer en el que veía su cuerpo luego de que se produjera su asesinato.

Para aumentar la conciencia de las premoniciones, las personas deben procurar escuchar más su voz interior que alerta en muchas ocasiones de sucesos que están por ocurrir.

Fórmulas para comprender las premoniciones


Existen métodos sencillos y efectivos que permiten que las personas con ciertas habilidades, puedan asumir una postura más cónsona y puedan interpretar toda la simbología y elementos que se hacen presentes a la hora de identificar una premonición.

El primero de ellos, la respiración. Antes de dormir y alejados de cualquier elemento distractor, se cierran los ojos y se medita en la luz blanca, que cubre todo el cuerpo.

La idea es que el último pensamiento esté en torno a dicha luz, efecto que se logra al sincronizar la respiración con las imágenes que tenemos en nuestro subconsciente.

Otro ritual, consiste en colocar en una bolsa pequeña de tela, laurel y manzanilla que posteriormente se coloca bajo la almohada. Luego se unge una vela morada con romero y se enciende en un pequeño candelabro junto a la cama, al lado de un vaso con agua.

La vela puede permanecer encendida toda la noche o por quince minutos si existen muchas corrientes de aire. Al día siguiente se bota el agua ya que recogió todas las energías negativas que recaen sobre la persona.

Lo que se percibe durante la noche a través de los sueños, es conveniente que se escriba de forma detallada en un papel.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes