.
Los 5 maravillosos preceptos del Budismo

Los 5 maravillosos preceptos del Budismo

Los 5 preceptos del Budismo constituyen la guía ética de los seguidores de esta corriente espiritual, que más que normas inapelables presenta una alternativa voluntaria para impulsar la convivencia pacífica (con el interior y el exterior).

De acuerdo con la tradición, Buda presentó los 5 preceptos del Budismo como una forma para que todos pudieran emprender el camino a la liberación del sufrimiento, incluso aquellos que no militaran en la religión o fuesen monjes.

En este sentido, los 5 preceptos del Budismo estipulan:

  1. Respetar la vida
  2. No tomar lo que no ha sido dado
  3. Conducta sexual correcta
  4. No mentir o hablar con falsedad
  5. No ingerir sustancias tóxicas (bebidas, drogas)

Es importante destacar que existe discrepancia en la aplicación de los 5 preceptos del Budismo, por parte de las distintas escuelas que siguen esta religión. Algunas  pueden ser más o menos flexibles en la observancia de los postulados.

Un ejemplo de ello son los grupos budistas que abogan por el vegetarianismo estricto o el veganismo, en contraposición con los que permiten un consumo moderado de proteína animal, mientras no se participe en la matanza del ser.

Esto también depende de si el individuo quiere ser creyente (practicante) del Budismo, o simplemente utilizar los preceptos como una guía para tener un estilo de vida más ético, consciente y responsable.

Lee también: Las 4 nobles verdades del Budismo

Ejercicios de concienciación para los 5 preceptos del Budismo


Ejercicios de concienciación para los 5 preceptos del Budismo

En su libro “El Corazón de las Enseñanzas de Buda” (2000), el maestro zen vietnamita y monje budista, Thich Nhat Hanh (1926), propone 5 ejercicios de concienciación para llevar a la práctica los preceptos del Budismo.

El entrenamiento consiste no solo en meditar sobre las implicaciones éticas de los preceptos, sino en establecer líneas de acción que el individuo pueda observar en la vida diaria, comprometiéndose con ellas.

Nhat Hanh explica que realizando los 5 ejercicios de concienciación (en palabras y obras), el sujeto aprende a liberarse del sufrimiento, y alcanza la felicidad, mejorando su comprensión del entorno.

La práctica se resume en el cumplimiento de los siguientes postulados:

Consciente del sufrimiento causado por la destrucción de la vida, tomo la firme determinación de cultivar la compasión y aprender formas de proteger la vida de las personas, animales, plantas y minerales. No mataré ni apoyaré con mis pensamientos o forma de vida ningún acto que provoque la muerte en el mundo.

Consciente del sufrimiento causado por la explotación, la injusticia social, el robo y la opresión, tomo la firme determinación de cultivar la benevolencia y aprender formas de trabajar por el bienestar de las personas, animales, plantas y minerales.

Practicaré la generosidad compartiendo mi tiempo, energía y recursos materiales con aquellos que están necesitados y respetaré la propiedad de los demás.

Consciente del sufrimiento causado por la conducta sexual irresponsable, tomo la firme determinación de cultivar la responsabilidad y aprender formas de proteger la seguridad e integridad de los individuos, las parejas y la sociedad. No me implicaré en relaciones sexuales sin amor y un compromiso a largo plazo, respetaré mis compromisos y los de los demás.

Consciente del sufrimiento causado por el habla inconsciente y por la incapacidad de escuchar a los demás, tomo la firme determinación de cultivar la palabra afectuosa y la escucha profunda, a fin de aportar alegría y felicidad a los demás y de aliviar su sufrimiento.

Sabiendo que las palabras pueden crear felicidad o sufrimiento, hablaré verazmente con palabras que inspiren confianza, alegría y esperanza. No difundiré noticias de las que no esté seguro ni criticaré o condenaré nada de lo que no tenga certidumbre.

Me abstendré de pronunciar palabras que puedan causar división o discordia, o susceptibles de provocar la separación de la familia o la comunidad.

Consciente del sufrimiento causado por el consumo irreflexivo, tomo la firme determinación de cultivar una buena salud, tanto física como mental, para mí, mi familia y la sociedad, practicando un modo de comer, de beber y de consumir consciente.

Comprendiendo que al dañar mi cuerpo o mi conciencia provoco sufrimiento a la sociedad y a las generaciones futuras, me esforzaré en transformar la violencia, el miedo, la ira y la confusión practicando una dieta sana.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices