.
Poderes predictivos del péndulo

Poderes predictivos del péndulo

El péndulo es una de las técnicas adivinatorias de más reciente data. Se dice que en la Segunda Guerra Mundial fue empleada por los británicos para precisar los planes ofensivos de los nazis. Las investigaciones en torno a los poderes predictivos del péndulo están en desarrollo en naciones como Rusia, Francia y Estados Unidos.

Los primeros péndulos eran llaves suspendidas en hilos que, dependiendo del  movimiento que realizaban, se respondían preguntas. Posteriormente se sustituyó por un trozo de plomo y finalmente por cristal, ébano, marfil y cuarzo. Algunos adivinadores, incluyen en el interior de los péndulos algunos elementos como oro y plata en polvo.

La radiestesia es la ciencia que se encarga de estudiar las fuerzas detectadas en péndulos, varillas y la sensibilidad de las manos. Es empleada para procurar personas, objetos, tomar decisiones y alcanzar niveles de conciencia superior gracias a la concentración y conocimiento interior que le exigen a quien maneja el péndulo.

Lee también: Adivine su futuro con la bola de cristal
 

Cómo debe ser el péndulo


Las características del péndulo se han refinado aún más, incluso se han tornado más filosos para aumentar la precisión. También se acostumbra a emplear un testigo para aumentar la posibilidad de predicción.

Los testigos pueden ser biológicos, si la consulta que se realiza requiere predecir el destino de una persona en cuyo caso se emplean impresiones de cabello, uñas, etc. También se utilizan testigos artificiales como ropa, fotografías, etc.


Cómo usar el péndulo


  • El peso idóneo para la mejor manipulación del péndulo es entre 25 y 35 gramos.
  • Se recomienda emplear una zona sin equipos eléctricos para no interferir las energías.
  • Concentrarse en la pregunta que se quiere realizar, sin formalismos. Debe ser lo más concreta posible.
  • No cruzar brazos y piernas.
  • Procurar un lugar sólo sin presencia de terceros.
  • Precisar el significado de cada movimiento del péndulo. Movimientos rectos de forma vertical implican afirmación. Movimientos rectos en forma horizontal, negación. Si permanece sin movimiento, debe esperarse un tiempo prudencial para repetir la pregunta.
  • Colocar el péndulo  frente al denominado chacra frontal, comúnmente conocido como tercer ojo.
 
El péndulo debe estar completamente limpio. Para garantizar este punto, se emplea sal marina y se recubre el péndulo con un trozo de tela. Se estila dejarlo fuera del alcance de las personas por  veinticuatro horas.

Se debe confiar en la intuición y en las sensaciones que se perciben durante la lectura del péndulo.  Es fundamental estar relajados, sin prisas y con la mente abierta para percibir cualquier cambio en el movimiento pendular.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes