.
El Poder de las Afirmaciones

El Poder de las Afirmaciones

Una de las prácticas más extendidas dentro de lo que denominamos nueva espiritualidad o Nueva Era, es el uso de las Afirmaciones, las cuales representan la expresión de un creencia (positiva), enunciada con certeza (fe/confianza) e intención (propósito).     
 
Si confiamos en que a través de los pensamientos creamos la realidad, es posible entender el poder de las palabras y más cuando son pronunciadas para definir algo que se asume o acepta como verdad.
 
Las Afirmaciones trabajan por repetición, dado que este método les permite afianzarse en el subconsciente. Cabe destacar que este principio puede aplicarse también a los conceptos negativos, especialmente aquellos vinculados a lo que cada individuo piensa sobre sí mismo.  

Lee también: Conoce el valor de la Conciencia Crística
 
En su libro “El Secreto de la Ley de Atracción” (2016), los autores Alberto Marpez y Marisa Callegari, detallan cuatro directrices fundamentales para la construcción de Afirmaciones:

  • Tu frase debe estar en tiempo presente, como si ya se hubiera realizado.
  • Evita las negaciones ya que resultan inadecuadas para el mecanismo de tu mente inconsciente, por ejemplo: "Ya no estoy nervioso” (…)
  • No uses en el armado de las afirmaciones las palabras: "quiero", "deseo", "necesito". Porque querer, desear o necesitar no son la meta de nuestra afirmación (…)
  • Cuando crees tus afirmaciones, puedes utilizar-si existe mucha resistencia inconsciente- algunas palabras que te permitan ir abriendo el camino hacia una afirmación más completa. Estas palabras son: "elijo" y "merezco". También un vocablo interesante es "ahora", ya que marca una bisagra entre el antes y el después. Por ejemplo: "ahora merezco tener paz interior".
El uso constante de Afirmaciones positivas cambia patrones de pensamiento y conducta nocivos para el individuo, generando bienestar y mayor confianza en sí mismo.       
 

Ejemplos de Afirmaciones


La autora estadounidense Louis Hay (1926), en su audio libro inspiracional “101 Pensamientos Poderosos”  (2004), propone una serie de Afirmaciones que, con la práctica, atraen la energía positiva y la plenitud. Algunas de las frases propuestas son:
  • Confío en mi sabiduría interior
  • Todo lo que hago me satisface profundamente
  • Confío en el proceso de la vida
  • Puedo liberar el pasado y perdonar
  • Ningún pensamiento del pasado me limita
  • Me dispongo a cambiar y crecer
  • Estoy a salvo en el Universo y la vida me ama y me apoya
  • Con alegría observo cómo la vida me apoya abundantemente y me proporciona más bienes de los que puedo imaginar.
  • La libertad es mi derecho divino
  • Me acepto y creo paz en mi mente y mi corazón
  • Soy una persona amada y estoy a salvo.
  • La Inteligencia Divina me guía continuamente en la consecución de mis objetivos
  • Me siento feliz de vivir
  • Creo paz en mi mente, y mi cuerpo la refleja con una salud perfecta
  • Todas mis experiencias son oportunidades para aprender y crecer
  • Fluyo con la vida fácilmente y sin esfuerzo
  • Mi capacidad para crear lo bueno en mi vida es ilimitada
  • Merezco que me amen porque existo
  • Soy un ser digno de amor
Recuerda que todas las Afirmaciones deben realizarse con certeza e intención, de lo contrario pueden tener el efecto contrario, o simplemente no funcionar como esperas.

 

Afirmaciones y Decretos


La diferencia principal entre Afirmaciones y Decretos radica en que los Decretos van precedidos de la frase “Yo Soy” (ejemplo: Yo Soy Amor; Yo Soy Luz; Yo Soy Sabiduría).
 
Estos enunciados apelan directamente a lo que es el individuo (su esencia) y su conexión con la Divinidad, no lo que desea conseguir o concretar, como es el caso de las Afirmaciones, que van dirigidas hacia una meta, material o espiritual.
 

¿Cómo utilizar las Afirmaciones?


Puedes hacer tus propias Afirmaciones y repetirlas mentalmente, apoyándote en tu memoria o empleando un japa mala (rosario budista) para tener en mente la secuencia.
 
Trabaja cada día con una o dos Afirmaciones, para no saturarte. Debes repetir varias veces cada una de las frases. Otro método para utilizar Afirmaciones es escribirlas en un cuaderno o en fichas de cartulina, que puedas llevar contigo.
 
Puedes cantar las Afirmaciones, entonarlas como mantras, crear tarjetas creativas con ellas y colocarlas en lugares visibles. Las posibilidades son infinitas. Utiliza el método que sea más familiar y cómodo para ti, y trata de realizar la práctica todos los días a la misma hora, preferiblemente al despertar o en cualquier momento que lo requieras para dispersar pensamientos negativos.       
 

Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes