.
Crisocola, la piedra de la armonía emocional

Crisocola, la piedra de la armonía emocional

Los estudiantes de Magia Natural y seguidores de Wicca, consideran a la crisocola como una piedra canalizadora de la energía femenina, asociada con el elemento Agua, la Luna y Venus (planeta del amor y el deseo).

Caracterizada por sus tonos azules y verdes, que pueden incluir el marrón o el negro, la crisocola es un mineral perteneciente al grupo de los silicatos, que se origina en las zonas de oxidación de los yacimientos de cobre.

Lee también: ¿Cómo limpiar mis cristales?

En el mundo esotérico, se le atribuye la propiedad de atraer paz espiritual, claridad mental y armonía emocional. También facilita el proceso de meditación, y el trabajo de consciencia.

Colocar ejemplares de crisocola en el hogar es una práctica recomendada para repeler la negatividad, armonizar el ambiente, y favorecer la comunicación (positiva) entre los miembros de la familia, ayudando a evitar discusiones.

Esta piedra es útil para quienes practican la Ley del Perdón o buscan liberarse de sentimientos de culpa. Igualmente, es utilizada para limpiar, energizar y equilibrar los centros energéticos del cuerpo (chakras).

¿Cómo utilizar la crisocola?


Crisocola

Como otros cristales y piedras, la crisocola puede emplearse como amuleto personal portándola en el cuello (como colgante, junto a una cadena o cordel), en el interior de la cartera o un bolsillo.

Igualmente puede situarse en los espacios del hogar, donde la familia pase el mayor tiempo (sala, cocina, comedor), con el objetivo de propiciar las relaciones armoniosas, y atraer las energías positivas.

Un ritual wiccano, recomendando para aquellos que quieren atraer el amor a su vida, sugiere colocar un espécimen de crisocola dentro de un florero o recipiente de vidrio transparente (también puede ser de color rosa o rojo).

Ubica el florero en tu altar personal, o un lugar donde no perturbe la vida doméstica. Llena el recipiente hasta la mitad, con agua corriente, y coloca en su interior 3 flores rojas.

Renueva las flores cada vez que se marchiten, teniendo cuido de no sacar la piedra, al cambiar el agua, y visualizar la intención que le diste (atraer el amor). Realiza este ritual hasta que el romance entre en tu vida.

Es importante tener presente que antes de usar la crisocola, como cualquier otra piedra o cristal, es necesario limpiarla de posibles vibraciones discordantes, energizarla (bajo la luz de la luna) y programarla con el propósito que se le dará.

Es posible adquirir ejemplares de crisocola, en tiendas (físicas y virtuales) especializadas en Cristaloterapia o artículos esotéricos. Astrológicamente, esta piedra puede ser utilizada por nativos de los 12 signos del zodiaco, pero tiene especial afinidad con Sagitario y Virgo.

Cabe destacar que, en la terapia para el equilibrio de los chakras, se utiliza para estimular el cuarto chakra (Anahata/corazón), aunque también tiene especial incidencia en el tercero (Manipura/plexo solar), quinto (Vishuddha/ garganta) y sexto chakra (Anja/ Tercer Ojo/ entrecejo).


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
¿Te gusta? ¡Comparte!