.
Amuletos Poderosos: los Perros Fu del Feng Shui

Amuletos Poderosos: los Perros Fu del Feng Shui

Una de las características representativas del Feng Shui es su relación con criaturas fantásticas, propias de la mitología asiática, entre las que destacan: el dragón, el fénix, el qilín (unicornio), el pixiu (león alado) y los perros Fu.

Los perros Fu, o rui shi, fueron introducidos en las tradiciones del pueblo chino, a través del Budismo. Una antigua leyenda oriental, sostiene que la entrada al Cielo es resguardada por una pareja de estos seres.

Se dice que los perros Fu impiden el acceso de entidades negativas y personas con malas intenciones, por ello es común observar su presencia en la entrada de templos y otras edificaciones, en el continente asiático.

Los maestros del Feng Shui consideran a los perros Fu como guardianes celestiales (en ocasiones, son llamados guardianes de la felicidad); además son símbolo de protección, valor, poder y honor.

La apariencia de los perros Fu asemeja a un híbrido entre un león y un dragón (un dragón con melena y garras de felino). Las figuras de estos animales son presentadas en posición de pie, y siempre en pareja (un macho y una hembra).

La hembra de los perros Fu mantiene una cría bajo su pata izquierda. Ella representa el principio femenino, el Yin. De acuerdo con la tradición, es la encargada de la seguridad interna del hogar u oficina.

Por su parte, el macho de los perros Fu aparece con una bola (pelota) bajo su pata derecha, que puede ser considerada un orbe (globo terráqueo) o una perla. Personifica lo masculino, el Yang, y cuida el exterior del inmueble.

¿Dónde ubicar a los perros Fu?


perros fu

Según los especialistas en Feng Shui, el mejor lugar para ubicar a los perros Fu es a ambos lados de la entrada del hogar o negocio. El macho se colocará del lado izquierdo, y la hembra del lado derecho

De esta forma, tanto la pelota que sostiene el macho, como la cría que tiene la hembra, quedaran al lado del pasillo que conduce hacia la entrada (si observas desde el interior de la casa hacia afuera). Esta es la ubicación tradicional.

Sin embargo, es posible encontrar imágenes donde el perro macho tiene ambas patas sobre el orbe, o la sostiene con la pata izquierda, mientras la hembra aguanta la cría con la pata derecha.

En aquellos lugares donde las figuras no puedan colocarse en el exterior, por falta de espacio o riesgo de robo o daño, se sugiere situar los perros en el interior del inmueble, lo más cerca posible de la puerta y mirando hacia el exterior.

Los perros Fu pueden ser encontrados en variedad de materiales (jade, madera, granito), colores y tamaños. Es aconsejable lavarlos cada cierto tiempo, con agua y sal marina (sal en grano), para mantenerlos activos.

Algunas escuelas de Feng Shui recomiendan elegir el color de las criaturas, de acuerdo con la ubicación de la puerta: Este (verde, marrón); Sur (rojo, naranja); Norte (negro, azul); Oeste (colores metálicos).

Otra opción es tener presente la ubicación de las estrellas voladoras anuales, antes de seleccionar las figuras. Las imágenes de los perros Fu pueden ser adquiridas en tiendas (físicas o virtuales) especializadas en artículos del Feng Shui o curiosidades asiáticas.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices