.
El perdón como herramienta de sanación

El perdón como herramienta de sanación

Aprender a perdonar es una de las herramientas de sanación más poderosas que existen, porque impacta tanto en tu espacio espiritual, como en el físico y el emocional. El perdón es la clave para la libertad.
 
Cuando aplicas el perdón hacia las personas que te causaron daño, tus seres queridos, hacia ti mismo e incluso hacia el concepto que tienes de la Divinidad (Dios, Universo, etc.), cortas el veneno emocional y la carga negativa que te mantenía atrapado al pasado.     

Lee también: Descubre el Sistema de Sanación Shoen  

Trabajar con el perdón, aunque difícil, es una experiencia sanadora que todos tenemos la capacidad de realizar y que te permite disfrutar de tu presente, en plenitud, eliminar la culpa y con ella el estrés, que tanto perjudica a tu cuerpo físico.
 
Importante: no se trata de que al perdonar des la razón a quien te hizo daño, restes importancia a tus sentimientos o le brindes una excusa a quienes te maltrataron. Este tipo de pensamiento constituye una trampa del ego, y debes estar atento para evitarla.
 
El perdón te ayuda a conciliarte con el pasado, aceptarte tal cual eres, y desterrar cualquier tipo de rechazo que tengas hacia ti mismo. El perdón te cura, te desengancha de todo aquello que causa dolor, para que puedas ver el pasado como aprendizaje y no como una bolsa de culpas.    

Una oración para el perdón


El médico y escritor mexicano, Don Miguel Ruiz (1952), en su libro “Oraciones. Inspiración y meditaciones guiadas para vivir con amor y felicidad” (2003), propone  la siguiente plegaria para conectar con la energía del perdón:
 
Hoy, Creador, concédeme el valor y la voluntad para perdonar a la gente a la que más amo. Ayúdame a perdonar todas las injusticias que siento en mi mente y a amar a los demás de manera incondicional. Sé que sólo mediante el perdón podré curar todo el dolor de mi corazón”.
 
“Hoy, Creador, fortalece mi voluntad para perdonar a todas las personas que me han herido aun cuando crea  que su ofensa es imperdonable.  Sé que el perdón es un acto de amor hacia uno mismo. Ayúdame a amarme tanto que sea capaz de perdonar todas las ofensas. Permíteme elegir el perdón porque no quiero sufrir cada vez que recuerdo la ofensa”.
 
“Hoy, Creador, ayúdame a curar toda la culpabilidad de mi corazón mediante la aceptación del perdón de todas las personas a las que he herido en mi vida. Ayúdame a reconocer con sinceridad los errores que he cometido por mera ignorancia y bríndame la sabiduría y la determinación necesarias para no volver a cometer los mismos errores. Sé que el amor y el perdón transformarán todas mis relaciones de la manera más positiva posible”.
 
“Gracias, Creador, por ofrecerme la capacidad de amar y perdonar. Hoy, abro mi corazón al amor y al perdón a fin de compartir mi amor sin miedo. Hoy disfrutaré de una reunión con las personas a las que más amo”. Amén
.

  

Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes