.
La percepción extrasensorial

La percepción extrasensorial

La percepción extrasensorial (PES) es la capacidad de sentir más allá de los sentidos normales de la visión, olfato, tacto, oído y gusto. Es por ello que la percepción sensorial también se le considera como el sexto sentido.

La percepción sensorial es mencionada por algunos estudiosos como el conocimiento psi-gamma ya que se cree que la información es transportada por señales basadas en este tipo de energía desconocida.

El concepto de la percepción extrasensorial es usado por primera vez por el inglés Sir Richard Burton en el año 1870 haciendo referencia a aquellos fenómenos psíquicos que se perciben sin la participación de los sentidos conocidos.

La percepción extrasensorial es un fenómeno psíquico estudiada por la parapsicología que se define como la ciencia que estudia los eventos de la mente que interactúa con el entorno sin que haya mediación de vínculos físicos conocidos hasta el momento.

Lee también: ¿Qué es la Programación Neurolingüística (PNL)?
 

Fenómenos de la percepción extrasensorial


La parapsicología estudia los fenómenos de la percepción extrasensorial (PES), la psicokinesis (PK o PC) y las experiencias extracorporales (ECCs). La percepción extrasensorial por otro lado se divide en dos grandes categorías:
  • La telepatía: es la comunicación, transmisión o recepción de pensamientos de una mente a otra. Se enfoca en las experiencias subjetivas de otras personas como los pensamientos y emociones.
  • La clarividencia: se define como la visión y la percepción de acontecimientos objetivos como objetos ocultos o escenas distantes en el espacio o tiempo que no son posibles de verificar con los órganos sensoriales clásicos.
Tanto la percepción extrasensorial de la telepatía como de la clarividencia se subdividen en:
  • la capacidad de precognición: conocimiento anticipado de un hecho futuro.
  • la capacidad de retrocognición: visión sobre un acontecimiento pasado.

Ejercicios para aumentar la percepción extrasensorial


La percepción extrasensorial es una habilidad presente en todos los seres humanos pero que ha sido bloqueada o anulada por el escepticismo. Para ejercitar la percepción extrasensorial se debe primero que todo mantener la mente abierta y creer en su poder.

Primer ejercicio: Imaginación y visualización

  • Con los ojos cerrados, se debe proyectar la imagen de la propia persona fuera de su casa.
  • Se visualiza todos los aspectos de la casa y se imagina la disposición de todas las cosas que están dentro de ella.
  • Se debe tomar el tiempo necesario para reconocer los objetos y entrar en un estado en que sentimos que estamos dentro de la casa.
  • Luego, se observa cómo los rayos de luz entran por las ventanas y cómo ilumina la casa por dentro.
  • Poco a poco, comienza a levantar y agarrar los objetos que se encuentran en la casa sintiendo que no existe peso en ellas.
  • Cambia el color de las cosas pasando por el rojo, el verde, el azul, el violeta y volviendo a los colores originales.
Este ejercicio de visualización te ayudará a entrenar proyectar tu mente desvinculandose de la razón.

Segundo ejercicio: Pantalla mental

  • Entra en un estado meditativo donde no existe la lógica ni la razó.
  • Proyecta tu cuerpo dentro de un cubo o un cilindro de metal.
  • Concéntrate en la forma en que entra y sale la luz, la forma del objeto y el material del que está hecho.
  • Luego proyecta tu cuerpo a un árbol que está al mismo tiempo en las cuatro estaciones.
  • Recorre las ramas, el tronco y las hojas del árbol por cada estación.
  • Finalmente proyecta tu mente en la de una mascota o animal al que tengas afinidad.
  • Concéntrate en lo que puede estar pensando e imagina que estás dentro de su mente.
Este ejercicio de pantalla mental sirve para entrenar la habilidad del movimiento de la mente en la percepción extrasensorial.


Te puede interesar:

Caterina Caterina

Escritora y amante del mundo espiritual. Centra su experiencia en la cultura china, energías, masajes, tarot y runas. Es una enamorada de la vida ¡y no pierde una oportunidad para bailar!