.
Uso del Pentagrama en el esoterismo

Uso del Pentagrama en el esoterismo

El Pentagrama es un poderoso símbolo esotérico, ampliamente empleado en los rituales. Es conocido también como la Estrella de cinco puntas. Representa al hombre perfecto y toda la voluntad involucrada en el proceso creativo.

El Pentagrama está formado por los cuatro elementos presentes en la naturaleza, el fuego, el aire, la tierra y el agua. La quinta punta del Pentagrama, se relacionada con un elemento llamado Akasha o espíritu que conduce la naturaleza.

De acuerdo a la forma en que se dibuje, el Pentagrama tiene significados diferentes. Si se dibuja con la punta hacia arriba, representa lo positivo y benigno. Guarda relación con la superación del espíritu. Si por el contrario, está dibujado con la punta hacia abajo, se vincula con los negativo, vicioso y materialista.

Lee también: Numerología: cómo habla de tu carácter
 

Análisis de la figura del Pentagrama


Alrededor del Pentagrama puede apreciarse la palabra TETRAGRAMMATON, por lo que también se le conoce con este nombre. El significado de este término es de origen griego y se expresa:
  • TETRA, que significa cuatro y tiene que ver con los cuatro elementos de la naturaleza;
  • GRAMMA, que denota grafismo o diseño y
  • TON, traducido en integración y unión.

También se aprecia la numerología alrededor de la imagen. De esta forma el 1 y 2 de la izquierda se vincula con Dios visto desde el punto de vista masculino y femenino. Por su parte, los números 1, 2 y 3 de la parte derecha, expresan la Trinidad, Dios padre, madre e hijo.

En la parte superior, se aprecia el espíritu así como el planeta Júpiter. Otros signos también se visualizan los planetas Marte (fuerza), Venus y Mercurio (la energía central), la luna y el sol. Finalmente, en la parte interior se incluye al planeta Saturno que se interpreta como la muerte, necesaria para la nueva vida o resurrección.


Adicionalmente, se observan otros elementos:
  • La vara de Moisés o serpiente blanca. Implica sabiduría.
  • La espada, interpretada como el verbo.
  • La llave, signo de sabiduría para abrir caminos.
  • El sello de Salomón, invoca el equilibrio entre el cuerpo y el espíritu.
  • El caliz, representa la apertura mental para recibir la sabiduría.
 
El gran hombre de luces, Leonardo Da Vinci, interpretaba en el Pentagrama al gran hombre de Vitruvio, en el que se hace referencia al ser humano, a través de todas sus extremidades. Al estar inscrito en un círculo, habla de la unión de todos los elementos.   

También expresa que se requiere de todos los aspectos para tener una vida plena. Establece lo espiritual por encima de lo material o corporal.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes