.
Vivir en armonía con la Pachamama

Vivir en armonía con la Pachamama

La Pachamama es un término de origen quechua. Se interpreta como Madre Tierra y es interpretada como una divinidad y centro de la vida de muchas etnias. No hablamos solamente de la tierra como planeta sino de la naturaleza en general y su relación con el ser humano.

La Pachamama, permite a las personas y a su entorno, poder vivir gracias a los grandes beneficios que proporciona sin distingo. Esto incluye el agua, la luz solar, los alimentos, las estaciones. Es mandatorio para los seres humanos cuidar de aquello que le provee de todo lo que requiere y por eso se le rinde homenaje

Lee también: Ritual para solicitar el apoyo del Arcángel Rafael

Distintas visiones ante la Pachamama


Cada cultura tiene una forma diferente de rendirle tributo. Otrora, algunas etnias realizaban sacrificios de animales. Hoy en día, se le ofrendan productos para reconocer y agradecer a la Pachamama y que continúe haciendo  productivas las cosechas.

Grupos indígenas como los quechuas y aimaras han evolucionado en paralelo y también comparten sus rituales a la Pachamama con la tradición católica.
 

Rituales a la Pachamama

Se estila que al comenzar el año, la etnia realice un acto de reflexión y contrición para prometer hacer de la naturaleza un lugar más habitable y que pueda perdurar. Se trata de reconocer las acciones negativas en contra de la Pachamama. Sólo a través del equilibrio puede prolongarse la vida.

La festividad a la Pachamama se conmemora el primer día del mes de agosto. Se pretende que, a pesar del ritmo desproporcionado de la vida, pueda continuar la naturaleza en todo su esplendor.

 
 

Ritual a la Pachamama

Se recomienda realizar los rituales para activar los rituales a la Pachamama.

En principio, se estila  encender una hoguera. Es el fuego el que permite que la tierra se eleve.
  • Encender el aire. Gracias a los olores, la tierra se sensibiliza y continúa ofreciendo sus maravillas.
  • Encender el agua:  rociar la tierra con las bebidas como el licor de maíz, conocido como chicha, además de cerveza y aguardiente. Hacerla partícipe de nuestras celebraciones es fundamental.
  • Activar la tierra: entregar las ofrendas a la Pachamama. Se reza alguna plegaria o rezo. También se colocan las peticiones para el futuro en pequeños papeles que se entierran.
  • Cerrar y abrir: cada uno de los hoyos se cierra y se abre para consolidar el ritual. Incluso, se estila que se rece un padre nuestro para aumentar la energía.
 
El ritual podría realizarse también al caer la tarde. Es importante que una vez iniciado, no se suspenda por ningún motivo. Todos los participantes colocan las ofrendas o despachos. La ceremonia tiene a alguien que la dirige y es necesaria la presencia de varios invitados.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes