.
Prepara un Osito de Protección para Niños

Prepara un Osito de Protección para Niños

Cuando los más pequeños del hogar son susceptibles a tener pesadillas recurrentes, una buena forma de lograr que concilien el sueño tranquilo y reparador que requieren, es preparar para ellos un osito o muñeco de peluche mágico de protección.
 
La confección del peluche o osito de protección es un ejercicio mágico de gran tradición dentro de las creencias Wicca. El objetivo es brindar seguridad a los niños, a la hora de dormir.
 
Recuerda que los niños, al igual que los animales domésticos y las plantas, son más sensibles que los adultos a las vibraciones del entorno, por lo que si existen influencias negativas que rondan la casa, ellos resultaran los primeros afectados.
 
Igualmente si existe contacto frecuente con personas negativas o vampiros energéticos, puede afectar los patrones de sueño de los habitantes del hogar, principalmente los niños.

Lee también: ¿Cómo crear tu propio altar wiccano?

¿Por qué elegir un osito?


Para la confección de este amuleto de protección infantil, suele seleccionarse la figura de un osito de peluche, felpa o tejido lavable, aunque también es posible emplear otra forma animal, del agrado del pequeño.
 
Sin embargo la elección del osito no es al azar. En la antigüedad, el oso era asociado a la diosa griega Artemisa, protectora de la caza y la naturaleza, pero también de los niños y las mujeres parturientas (Artemisa fue la partera de su madre, la diosa Leto).
 
Otro punto a favor de la escogencia de un osito, es su significado como tótem o animal místico de poder. En culturas tan distintas como la de los nativos americanos y los vikingos, los osos eran venerados por múltiples razones.
 
Se dice que es uno de los tótems más poderosos, que confiere valor, tranquilidad, fuerza, poder, positivismo, introspección, paciencia, capacidad de análisis, liderazgo, autoestima, equilibrio, vitalidad y asertividad, a todos aquellos que decide proteger. 
 
El tótem del oso está relacionado con la Luna, y para los indígenas norteamericanos era el gran guardián de la medicina y sus secretos.

Preparando el Osito de Protección


Lo primero a tener en cuenta al preparar un osito o peluche mágico de protección es que el material en el que este confeccionado y las hierbas que incluirás en su preparación no causen alergia o afecten la salud del niño, recuerda que estará en la cama con él (el niño puede abrazarlo o no).

Una vez elegido el material en el que está confeccionado el osito, puedes hacerlo tú misma o comprarlo. Si decides comprarlo, purifica la figura pasándola por humo del incienso de sándalo, antes de proceder a prepararlo.   
 
Recuerda visualizar que el osito se limpia de energías discordantes mientras lo pasas por el humo del incienso, no sabes en manos de quien estuvo, antes de llegar a ti. Luego realizarás un pequeño agujero en la piel del osito.
 
Por ese agujero introducirás una mezcla de hierbas protectoras (máximo 4 y mínimo 3 hierbas). Puedes elegir entre valeriana, manzanilla, romero, ruda, lavanda, salvia, albahaca y verbena.
 
Estas hierbas deben ser compradas en herbolarios o afines y los más naturales posibles (sin procesar), para mayor efectividad cómpralas frescas y déjalas secar en tu casa.
 
Cuando estén secas, arranca las hojitas y realiza la mezcla. Puedes ayudar el proceso encendiendo una vela a los ángeles y protectores del niño. En todo momento visualiza a las hierbas creando un escudo protector alrededor del osito, que se extenderá envolviendo al niño, generándole tranquilidad.
 
Saca un poco de relleno del interior del osito, por el agujero que hiciste. Introduce la mezcla de hierbas (la cantidad de la mezcla no debe ser superior a tres cucharadas). Vuelve a colocar el relleno dentro del osito, y cierra el agujero con hijo y aguja.
 
Puedes dejar el osito junto a la vela de los ángeles mientras se consume, cuidando de que no se queme, ni sirva de elemento conductor para un incendio. Finalizado el ritual, entrégale el osito al niño y dile que lo mantenga junto a su cama para protegerlo de noche. Este ritual tiene más efectividad si es ejecutado durante una noche de Luna Llena


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes