.
Oggun: el que alimenta a los Orishas

Oggun: el que alimenta a los Orishas

Oggun representa la fortaleza y el trabajo. El hierro y todos los metales, simbolizan a este Orisha.

Forma parte del grupo de los denominados guerreros junto a Elegúa, Oshosi y Osun. Se dice que cualquier persona que se inicia en la religión, recibe a Oggun. La palabra Oggun significa guerra y destrucción pero también implica curación.

Este Orisha tiene la decisión principal para el sacrificio. De hecho, le pertenece el cuchillo que se empuña para el sacrificio.

Lee también: Ritual de limpieza con Oggun

Cómo distinguir a Oggun


Los colores de Oggun son el verde y el negro. Sus collares o elekes se realizan utilizando cuentas con ambos colores. Su número son todos los múltiplos del tres y su día de la semana es el martes.

En el Sincretismo religioso se vincula a Oggun con San Pedro por lo que su fiesta es el día 29 de junio.

El patakí o historia de Oggún indica que siempre estuvo enamorado de su madre e intentó en varias ocasiones abusar de ella. Obatalá lo descubrió por lo que él mismo decidió maldecirse y se retiró a las montañas sin más compañía que sus perros.


Qué ofrendar a Oggún


A Oggún se le ofrenda pescado, tabaco, carne de res y de chivo, maíz tostado, harina de maíz, nueces. También se le inmolan gallos, gallinas y palomas.

Se le realiza a esta deidad danzas específicas como la del guerrero o la del trabajador, en todas ellas se emplea un machete y se realizan movimientos de imitación.

Este Orisha es muy importante para el resto, ya que es el encargado de darle de comer a todos los Orishas. La sangre que llena todas las soperas del resto de los santos, pasa primero por Oggún.


Quiénes trabajan con Oggún


Los seguidores de Oggún lo reciben en sus casas en calderos de hierro de tres patas, precisamente porque los atributos de Oggún están vinculados a las herraduras, las espadas, los machetes, yunques, martillos, cuchillos.

Se dice que el principal poder de Oggun es el machete. En el mismo caldero también coexiste Ochosi, quienes constituyen la fortaleza de la vida.

Oggún es distinguido por quienes le trabajan con un chaleco y pantalones de color violeta, además de un gorro. También porta un cinturón adornado con fibras de palma y un bolso de piel de tigre con caracoles que cuelgan.

Los hijos de Oggún son considerados como impulsivos y agresivos, aunque no son exigentes con la comida o el vestir. Son amantes por naturaleza por lo que pocas veces tienen posibilidades de permanecer con una sola persona.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes