.
Aggayú Solá, el orisha del interior de la tierra

Aggayú Solá, el orisha del interior de la tierra

Aggayú Solá es uno de los orishas que componen que componen el panteón Yoruba.

La religión yoruba tiene sus orígenes en África occidental que mantiene la creencia en que todo ser natural está vivificado por un espíritu, es una religión monoteísta que solo reconoce a un dios creador de todo lo que existe: Olodumare.

Sin embargo, de él partieron distintas energías que se encargan de cada detalle del universo.

Los orishas en la religión Yoruba

En la religión yoruba existen los orishas, que son deidades o energías superiores que rigen nuestros destinos y son los intermediarios entre dios y los hombres.

Uno de ellos es Aggayú Solá, el orisha que representa el interior de la tierra, la lava, los volcanes y la fuerza de la naturaleza. Además es el orisha que rige los desiertos y los ríos bravos.

Aggayú Solá (también conocido como Aganyu, Agganju, Argayú o Agayu Sola) es el orisha de los volcanes. También es el barquero que ayuda a las personas a cruzar el río, y en algunos linajes dicen que Aggayú es el orisha de los desiertos.

Lee también: La religión yoruba

¿De dónde procede Aggayú Solá?


Se considera que Aggayú Solá es hijo de Oroiña, la energía del fundamento. Algunos estudiosos de la religión Yoruba lo consideran el padre de Shango, el orisha del fuego, de la guerra, del baile y de la belleza viril.

Por tanto los ascendientes y descendientes de Aggayú Solá cuentan con una gran popularidad en el panteón Yoruba que, a veces, llega a eclipsarle relegando su nombre a un segundo plano.

Hay alguna confusión sobre si Aggayú es el padre, el primo o el hermano menor de Changó, en la versión más aceptada de la Santería de los Orishas se le considera el padre de Changó.

Aggayú es un padre orisha muy protector que apoya y da fuerza a la vida de una persona, y es considerado el bastón o “apoyo” de una persona.

Características de Aggayú Solá


Características de Aggayú Solá

Tiene un temperamento belicoso y es conocido por perder la cabeza en momentos calientes. (Changó comparte esta cualidad especialmente cuando era más joven).

Aganyú Solá maneja una doble hacha única con un mango como ancla como su herramienta. Él nos enseña la importancia de ser fuerte, estable y llano en la vida y nos apoya a través de pruebas y tribulaciones.

Aggayu es responsable de la creación de nuevas tierras a través de las fuerzas de los volcanes, de las placas tectónicas y del sedimento que traen los ríos y se depositan en nuevas áreas.

Las leyendas hablan de su arduo trabajo cruzando las tierras, construyendo nuevas montañas, tallando los caminos de los nuevos ríos y sus diversas relaciones con varias orishas femeninas. En particular, Aggayu tiene un profundo amor por Oshun.

Las historias cuentan que Aggayú Solá transportaba gente a través de un río y cayó a las aguas. Aggayu no sabía nadar y rápidamente comenzó a ahogarse. Fue Oshun quien ayudó a sacarlo del río usando un remo y le salvó la vida. Aggayu se enamoró de Oshun desde entonces.

Aggayu no tiene “caminos” como algunos de los otros orishas, ​​porque es singular en naturaleza. Parte de la confusión acerca de si Aggayu es el padre, primo o hermano de Changó se debe al hecho de que había gente viva llamada Agganyu que también eran Alafin de Oyo (Jefes de Oyo – como Changó).

Algunos consideran que estos hombres han sido encarnaciones de Aggayú Solá, otros los ven como individuos que fueron iniciados al orisha por Aggayú y cuyos legados fueron absorbidos en las leyendas en torno a Aggayú Solá. En los tiempos modernos  todos los sacerdotes de Changó reciben a Aggayú en su iniciación kariocha.

Aggayú Solá no es coronado directamente en la cabeza de una persona en la ceremonia kariocha, sino que se inicia a través de un proceso ritual único llamado “Changó oro Aggayú” en el que Changó se coloca en la cabeza del iniciado y Aggayu se coloca en el hombro del iniciado.

Hay muchas razones citadas para esta práctica. Algunos afirman que la energía de Aggayu es demasiado volátil para coronarlo directamente en la cabeza de una persona. Otros dicen que no puedes coronar a Aggayu en la cabeza de una persona porque no es el padrino.

Otra versión que puede tener un significado más político en la historia yoruba, donde la adoración de los orisha Changó eclipsó a la de Aggayú Solá, explicando la diferencia en la práctica iniciática.

Símbolos, Números, Colores y Atributos de Aggayú Solá

Los atributos de Aggayú Solá son un hacha con dos cabezas roja y blanca (también conocida como Oche) y que se adorna con colores amarillos y azules. La segunda de sus herramientas es un bastón.

Se considera que el número de Aggayú Solá es el 9 y sus múltiplos, por ello, otro de sus atributos es un collar formado por nueve piedras de color azul turquesa, verde, rojo y, en algunas de sus representaciones, también amarillo.

El collar de Agganyu está hecho de perlas marrones y con nueve perlas de diferentes colores en un patrón repetido.

  • Número: es el 9
  • Lugar sagrado en la naturaleza: el volcán, el borde del río o el desierto
  • Colores: marrón y 9 colores diferentes (sin negro)
  • Herramientas: hacha de doble cabeza con ancla en el mango
  • Temperamento: belicoso, temperamental
  • Santo católico: San Cristóbal

Aggayu Solá es singular en la naturaleza y no tiene caminos ni avatares.

Ofertas para Aggayú Solá

Ofertas para Aggayú Solá

Aggayu tiene un apetito saludable y disfruta de comida rica. Le gusta el vino blanco seco, las gachas de maíz con okra, los plátanos, los mangos, la cabra, el gallo, las palomas y la gallina de Guinea.

Todas las ofrendas para Aggayu deben ser marcadas a través de la adivinación diloggún para obtener mejores resultados.

Piña para Aggayú

Una piña fresca entera es un addimú fácil y delicioso para dar Aggayú. Compre una piña entera, lávela bien, después corte la parte de encima con hojas y póngala a un lado.

A continuación quite la parte inferior de la piña. Retire con cuidado la cáscara externa áspera de la piña. Ponga la piña recién pelada al lado y córtela en 9 rebanadas.

Coloque la parte superior de la piña en un plato y coloque las nueve rebanadas de piña alrededor. Por último, ponga un poco de aceite de palma en el centro de cada rebanada.

Coloque el plato de rodajas de piña al lado de Aggayú como una ofrenda. Deje el addimú en el lugar por el tiempo necesario y luego tírelo a un lugar de abundante naturaleza con 9 centavos como se determina en el diloggún de adivinación.

Aggayú Solá en el sincretismo


Gran parte de los creyentes yorubas fueron esclavizados en distintos países y su religión fue prohibida. Por ella se vieron obligados a sincretizar a sus deidades con las cristianas para poder seguir adorándolas sin riesgo de ser castigadas por ello.

En el sincretismo, Aggayú Solá se corresponde con San Cristóbal y puede tener su origen en la leyenda ampliamente difundida de que cargó a sus espaldas a un niño al que no conocía.

Ese niño no era otro que Cristo. Teniendo en cuenta que se cree que Aggayú Solá vive en la corriente del río, el hecho de que se eligiese a San Cristóbal cobra todo el sentido.


Te puede interesar: