.
Oraciones personales ¿Qué son? Tipos

Oraciones personales ¿Qué son? Tipos

Las oraciones personales son aquellas que se escriben y se pronuncian por uno mismo para agradecer a una divinidad o, simplemente, para intentar conectar con ella buscando guía, protección, consejo o apoyo.

En este artículo te hablamos una serie de errores que deberás evitar en tus oraciones personales.

Lee también: El poder de las oraciones milagrosas

Oraciones personales: consideraciones previas


Pensar en la oración como si fuese un monólogo.

Con el acto de orar se busca la ayuda de Dios, por tanto no podemos hacer un monólogo y, tras decir todo lo que queríamos decir, marcharnos.

La oración implica establecer un diálogo en el que los silencios son importantes para intentar descubrir cuáles son sus planes para nosotros.

Considerar la oración como algo que no requiere esfuerzo.

A menudo pensamos que las oraciones personales no requieren esfuerzo, disciplina o atención. Este es uno de los grandes errores pues, en el acto de orar, tenemos que ser actores activos si queremos conseguir los resultados esperados.

No interiorizar las palabras que vamos a decir.

Son muchas las personas que repiten palabras casi sin sentirlas sin darse cuenta que no están diciendo nada. Esto pasa en las conversaciones rutinarias y también en las oraciones personales.

El hecho de que sea normal no quiere decir que sea lo correcto y por ello la clave de la oración será sentir lo que estamos expresando, evitando con ellos las palabras vacías.

Tipos de oraciones personales


Se considera que hay tres tipos de oraciones personales:

Oraciones vocales

Que suelen ser de petición o de intercesión para nosotros mismos o para un ser querido. Son el primer nivel de las oraciones personales y por ello suele decirse que una oración pueden, con el tiempo, llevar a las oraciones contemplativas.

Este tipo de oración implica menos esfuerzo por parte del orante y mucho más parte de la divinidad.

Oraciones mentales

Este tipo de oraciones podrían denominarse también como meditativas y con ellas ponemos nuestra inteligencia al servicio de la palabra de Dios.

Muchos prefieren este tipo de oraciones porque sienten que tienen más control sobre lo que están haciendo y sobre ellos mismos.

Oraciones contemplativas

Este tipo de oraciones  son denominadas también como oraciones de silencio y han sido ampliamente detalladas en la Biblia. Son un movimiento de interiorización en la que la persona que ora dispone todos los sentidos para entregarse a Dios, en cuerpo y alma.

Esta sería el nivel superior de las oraciones personales porque necesitan de más concentración y de una mayor disposición.


Te puede interesar: