.
Oración a San Expedito para causas urgentes

Oración a San Expedito para causas urgentes

La oración a San Expedito suele ser mencionada cuando estamos buscando una solución rápida y urgente a un problema que necesita ser resuelto con celeridad, que nos inquieta o nos llena de malestar.

Historia de San Expedito


Cuenta la leyenda que en el momento en el que San Expedito se convirtió al cristianismo se le apareció un cuervo que, al canto de “cras, cras, cras” (que en latín quiere decir mañana) le seducía para que no se convirtiese al cristianismo.

San Expedito aplastó al cuervo con el pie izquierdo gritando “Hoy, hoy, hoy” en muestra de que no iba a esperar para entregarse a Dios. Tras su conversión acercó a su tropa al cristianismo lo que encolerizó al emperador Diocleciano por lo que San Expedito fue flagelado y decapitado un 19 de abril.

Lee también: Oración de limpieza espiritual

Aspectos de la oración a San Expedito


Las personas que deciden recitar una oración a San Expedito tienen causas muy diversas pero estas son algunas de las aspectos que una oración a San Expedito puede ayudar a mejorar.

  • Oración a San Expedito para mejorar el resultado de los exámenes.
  • Oración a San Expedito para acelerar tus peticiones laborales.
  • Oración a San Expedito para vencer pruebas o superar momentos para los que necesitas una ayuda extra.
  • Oración a San Expedito para terminar con la mala suerte y las energías negativas.
  • Oración a San Expedito para destrabar caminos.

 

Oración a San Expedito


Como hemos citado con anterioridad, San Expedito es un santa al que se recurre para conseguir aquellas cosas que nos generan inestabilidad.

Son muchas las oraciones a San Expedito, de entre todas ellas, nosotros te proponemos una.

"Mi San Expedito de las causas justas y urgentes, intercede por mi junto a Nuestro Señor Jesucristo, para que venga en mi socorro en esta hora de aflicción y desesperanza.
Mi San Expedito tú que eres el Santo guerrero. Tú que eres el Santo de los afligidos. Tú que eres el Santo de los desesperados. Tú que eres el Santo de las causas urgentes, protégeme, ayúdame, otorgándome: fuerza, coraje y serenidad.
¡Atiende mi pedido! (hacer el pedido).
Mi San Expedito, ayúdame a superar estas horas difíciles, protégeme de todos los que puedan perjudicarme, protege a mi familia, atiende mi pedido con urgencia. Devuélveme la Paz y la tranquilidad. ¡Mi San Expedito! Estaré agradecido por el resto de mi vida y propagaré tu nombre a todos los que tienen Fe".

Te puede interesar:

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes