.
Buscar una segunda oportunidad con la oración para los problemas de pareja

Buscar una segunda oportunidad con la oración para los problemas de pareja

En la actualidad, las separaciones de pareja son una de las principales causas de consulta por parte de las personas. En la oración para los problemas de pareja, pueden obtener un alivio espiritual de modo de llevar adelante cualquier relación sin importar lo que haya que hacer.

Lo más importante es poner en las manos de Dios, todas las situaciones de la vida amorosa que nos aquejan a fin de que no ocurra nada que esté fuera de su voluntad.

El ser un buen esposo o esposa, también requiere de un esfuerzo adicional para sobrellevar todas las situaciones, poner de un lado el orgullo y la vanidad personal, para poder rescatar la relación si es eso lo que se pretende.

A través de la oración, pueden todos establecer un contacto con Dios de una forma más cercana y auténtica. A través de esa intimidad permanente, se logrará sobrellevar tanto los problemas de pareja como cualquier otra situación que afecte nuestra vida amorosa.

Lee también: No olvide la compatibilidad de signos en el amor

Cómo debemos realizar la Oración para los problemas de pareja


Lo primero que debe procurarse, es la gracia  divina. La que nos lleva a estar bien con Dios en todo momento.

Paciencia

La oración debe hacerse con paciencia, sin atropellamientos ni prisa. El regreso se la persona amada, requiere de tiempo y dedicación.

Perdón

Es necesario el perdón mutuo para que la pareja pueda superar cualquier situación.

Comunicación

Debe pedírsele a Dios el don de la palabra para poder decir las palabras justas que permitan la reconciliación.

Empatía

Crear vínculos que funcionen como puentes entre la pareja.

Seguridad

Dios debe crear la sabiduría necesaria para hacer que los miembros de la pareja confíen en sí mismos y no requieran del otro para ser felices sino para complementarse.

Oración para los problemas de pareja a la Santísima Trinidad


Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, gracias por el profundo don del sacramento del matrimonio. Gracias por el magnífico regalo que es mi esposo, a quién Tú, perfecta providencia, planeó para mí desde toda la eternidad.

Ayúdame, Señor mío, a ser desinteresado en mi matrimonio, para darlo todo por mi esposo, son ocultar nada, sin esperar nada a cambio, reconociendo y agradeciendo todo lo que él hace por mí y nuestra familia todos los días, ¡Es mucho!

Por favor, fortalece y protege nuestro matrimonio, así como todos los demás. Ayúdanos a orar juntos todos los días. Permítenos confiar en Ti todos los días, de la forma que mereces.

Por favor haz que nuestro matrimonio sea fructífero y abierto a Tu voluntad en el privilegio de la procreación y el cuidado de la vida. Ayúdanos a construir una familia fuerte, segura, amorosa, llena de fe, una Iglesia doméstica.

Estimada Santísima Virgen María, confiamos a ti nuestro matrimonio, ampara a nuestra familia siempre bajo tu manto.

Tenemos plena confianza en Ti Señor Jesús, porque siempre estás con nosotros, y buscas constantemente lo mejor para nosotros, trayendo todo lo bueno, incluso las cruces que has permitido en nuestras vidas.

Gracias Jesús, Tú eres el gran servidor. Te amamos.

Amén

Siempre tenemos que tener en cuenta que la oración debe realizarse todos los días, en un momento de tranquilidad, alejados de los ruidos y distracciones.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.