.
Oración para eliminar una maldición personal, familiar o generacional

Oración para eliminar una maldición personal, familiar o generacional

¿Buscas una oración para eliminar una maldición?

La maldición es una fuerza demoníaca puesta sobre una persona o familia por medio de palabras, voluntad o acción de alguien. Ésta pueden venir a la vida de cualquier persona a través de dos formas: por la palabra o la acción.

Las maldiciones pueden ser personales, familiares o generacionales. Es decir, que los demonios pueden atacar a una persona, y a la vez a sus a familiares directos (esposo, esposa, hijos, nietos, hermanos). Una maldición puede ser trasferida de generación en generación.

Lee también: El Muñeco Vudú

Oración para eliminar una maldición


oración para eliminar una maldición

La oración tiene el poder de quebrantar cualquier palabra de maldición, sin embargo ésta tiene que estar acompañada por la buena voluntad de las personas afectadas, debe existir un arrepentimiento genuino y fortalecimiento espiritual.

Si quieres comenzar a romper cadenas de maldición que puedan existir en tu vida, acá te dejamos la oración contra todo mal con la protección de San Miguel Arcángel.

Espíritu del Señor, Espíritu de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima Trinidad, Virgen Inmaculada, ángeles, árcangeles y santos del paraíso, descended sobre mí.

Fúndeme, Señor, modélame, lléname de ti, utilízame.

Expulsa de mi todas las fuerzas del mal, aniquílalas, destrúyelas, para que yo pueda estar bien y hacer el bien.

Expulsa de mí los maleficios, las brujerías, la magia negra, las misas negras, los hechizos, las ataduras, las maldiciones y el mal de ojo; la infestación diabólica y la obsesión diabólica; todo lo que es mal, pecado, envidia, celos y perfidia; la enfermedad física, psíquica, moral, espiritual y diabólica.

Quema todos estos males en el infierno, para que nunca más me toquen a mí ni a ninguna otra criatura en el mundo.

Ordeno y mando con la fuerza de Dios omnipotente, en nombre de Jesucristo Salvador, por intermedio de la virgen Inmaculada, a todos los espíritus inmundos, a todas las presencias que me molestan, que me abandonen inmediatamente.

Que me abandonen definitivamente y que se vayan al infierno eterno, encadenados por San Miguel arcángel, por san Gabriel, por san Rafael, por nuestros ángeles custodios, aplastados bajo el talón de la Virgen Santísima Inmaculada.

Amén.

Para hacer frente a cualquier tipo de maldición es necesario buscar ayuda de personas que conozcan y sepan sobre asuntos espirituales, que tengan autoridad espiritual para enfrentar  demonios.

Toda maldición puede ser rota, no hay imposibles para el  gran poder de Dios y el espíritu santo. Comienza a orar y a decretar palabra de bendición para alejar cualquier fuerza maligna de tu vida.


Te puede interesar:

Luciana Luciana

Comunicadora Social Corporativa- Community Manager, con 10 años de experiencia en diferentes medios de comunicación e instituciones públicas. Siempre andando por los caminos de la fe y disfrutando de los simples placeres de la vida.