.
Oración para bendecir a los hijos. El poder del amor

Oración para bendecir a los hijos. El poder del amor

El amor por los hijos es inconmensurable y es por eso que oramos y pedimos por ellos, en profunda unción. En este artículo hablamos de la oración para bendecir a los hijos.

¿Cómo bendecir a los hijos?


En diferentes culturas y en diversos hogares existe la tradición de la bendición. En algunos casos los hijos vienen donde los padres para pedir su bendición y en otros, los padres van hacia sus hijos para bendecirlos.

A veces es sólo el padre o la madre individualmente, quien bendice, y otras veces son ambos padres. Lo ideal es que en todos los casos, se efectúe con un profundo afecto, pongan la mano en la cabeza de su hijo y le reciten la oración para bendecir a los hijos.

Luego le agradecen y le dicen al oído algo positivo; o algunas de sus cualidades; o alaban algo que ha hecho bien; o por último le dicen cuánto lo quieren.

Lee también: El poder de las bendiciones

Oraciones del mundo cristiano para bendecir a los hijos


Oración a Díos para bendecir a los hijos

Padre querido, te pido hoy la bendición para mis hijos.
Mientras más ellos crecen, me es más difícil acompañarlos, van haciendo sus propias vidas, siguen su propio camino, es por eso que te pido que jamás los abandones, acompáñalos, muéstrales el camino, bendice cada uno de sus actos.
Ayúdalos a encontrar personas de bien en sus vidas.
Protégelos, líbralos de los peligros y de la maldad.
Protégelos para que no sean injustos con otros y no provoquen confusión en los lugares que frecuentan.
Te pido tu bendición para ellos, para que amen a sus padres, hermanos y su hogar.
Te pido para que les ayudes a construir su vida en la felicidad, el amor y el perdón.
Bendice sus vidas para que tengan autoconfianza y sepan que siempre tienen un hogar en el que serán amados, así como todos nosotros tenemos tu casa donde podemos siempre cobijarnos.
Que así sea.

oración para bendecir a los hijos

Oración para bendecir a los hijos

Hijo mío, yo te bendigo,
Hijo mío, tú eres hijo de Dios,
Tú eres capaz, eres fuerte, eres inteligente,
Eres bondadoso, consigues lo que te propongas,
Ya que la vida de Dios está dentro de ti.

Hijo mío,
Siempre te veo con los ojos de Dios,
Yo te amo con el amor de Dios,
Yo te bendigo con la bendición de Dios,
Infinitas gracias.

Hijo mío,
Tú eres la luz de nuestras vidas,
Tú eres la alegría de nuestro hogar,
Tú eres un regalo de Dios.

Tendrás un futuro brillante,
Ya que naciste bendecido por Dios,
Y estás creciendo en la bendición,
y el amor de nuestro hogar,
Gracias hijo.
Infinitas gracias.

Padre y madre, que Dios nos transforme en verdaderos creyentes de la oración, confiando en las bendiciones del Señor, incluso cuando los caminos nos parecen tortuosos e incomprensibles, podamos tener la fe de que la decisión del señor es más sabia que la nuestra.


Te puede interesar: 

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices