.
Oración al ángel de la guarda para protección

Oración al ángel de la guarda para protección

¿Estás pasando por un momento en el que te sientes especialmente vulnerable? Prueba la oración al ángel de la guarda para protección.

Si la respuesta es sí quizá, además de rodearte de familiares y amigos, puede ser una buena idea pronunciar la oración al ángel de la guarda para protección. Puede hacerte sentir mejor y darte la iniciativa necesaria para superar el bache.

Una de las cosas que debemos tener en cuenta al pronunciar la oración al ángel de la guarda para protección es que, en gran medida, la efectividad de la misma va a depender de nuestra fe.

Si la pronuncias pero claramente no sientes las palabras que estás diciendo difícilmente va a funcionar. Por ello, debes considerar los siguientes aspectos antes de pronunciar la oración al ángel de la guarda para protección.

Lee también: Aprende a escuchar tu ángel de la guarda

¿Qué es un ángel de la guarda?


En la creencia cristiana, el ángel de la guarda de una persona es un ser de luz que ha sido asignado para proteger a una persona en particular.

La protección puede ser física pero es mucho más común que sea espiritual, evitando que esa persona escoja caminos morales que le impedirían llegar a la salvación.

Se cree que cada persona tiene un ángel de la guarda y que le acompaña desde el mismo momento de su nacimiento hasta su muerte.

¿Cómo orar al ángel de la guarda?

No sólo en la oración al ángel de la guarda para protección, sino con otras oraciones, es importante que  interiorices el significado de cada palabra. Según la Biblia, “las oraciones deben nacer del corazón y ser sinceras”.

Por tanto, no repitas de formas mecánica las palabras, sino que, con independencia de si estás siguiendo el texto o no, lo más importante es que comprendas el significado.

También es importante que, en el momento de la oración al ángel de la guarda para protección, estés concentrado en la conexión con Jesús, por lo que debes intentar estar en un ambiente tranquilo, sin interrupciones, que te permita beneficiarte emocionalmente del proceso.

Por último, es importante que lo hagas con cierta periodicidad hasta que crees el hábito. Elige el momento del día que más se ajuste a tus horarios y poco a poco se convertirá en una rutina que te ayudará a sentirte mejor.

Oración al ángel de la guarda para protección


Oración al ángel de la guarda para protección

Tras estas consideraciones previas ha llegado el momento de la oración. Recuerda lo anterior y ora tantas veces como creas necesario.

Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme tomado, por disposición divina, bajo tu bienaventurada guarda, jamás cesas de defenderme, de iluminarme y de dirigirme: yo te venero como protector, te amo como custodio, me someto a tu dirección y me entrego a ti, para ser gobernado por ti.

Te ruego, por tanto, y por amor a Jesucristo, que cuando sea ingrato contigo y obstinadamente sordo a tus inspiraciones, no quieras, a pesar de esto, abandonarme; antes al contrario, ponme pronto en el recto camino, si me he desviado de él, enséñame, si soy ignorante; levántame, si he caído; sostenme, si estoy en peligro y condúceme al cielo para poseer en él una felicidad eterna.


Te puede interesar: