.
Oración a la Santa Muerte para pedir victoria sobre los enemigos

Oración a la Santa Muerte para pedir victoria sobre los enemigos

La Oración a la Santa Muerte tiene la particularidad que sirve para dominar a quienes le adversan y asegurar que permanezcan neutralizados. Son consideradas oraciones muy poderosas y de acción inmediata que evitan que una persona infrinja daño.

Lee también: El Culto a la Santa Muerte

Con esta invocación, el enemigo quedará alejado. De hecho, el alcance es tan grande que quien intente hacer el mal, lo recibirá por partida doble ya que nada más implacable que la muerte.

Se basa en la reciprocidad de los sentimientos. Si la intención es el bien, habrá abundancia pero, si se persigue es la devastación del contrario, el resultado será mucho peor.

Para que sea escuchada la oración de la Santa Muerte, se debe realizar con toda la fe y certeza de que será concedida la ayuda. Si no se tiene esa convicción, la plegaria no será escuchada.

Al orarle a la muerte se tiene que tener claro, que la Santa Muerte cumple los favores pero también cobra lo concedido. La forma de pagarle es con ofrendas de agradecimiento.


 

Oración inicial a la Santa Muerte


Santísima muerte que aun nadie te ha vencido, amansa a esas personas que quieren daño hacerme.
Vuélvelas unos pequeños corderos y déjelas como flor de romero.
Por la palabra más fuerte que tienes quiero que me traigas a (nombre de la persona que quiere dominar) y que este humillado y derrotado.
Písale la cabeza como una serpiente.
Quiero que venga y se arrodille ante mí y que intente cumplir que lo que me prometió, el daño que quiso hacerme.
Santísima muerte, hoy te suplico que me ayudes.
Así como dios te hizo un ser inmortal y con grandes poderes que tienes sobre nosotros, los simples mortales.
Te suplico encarecidamente que seas mi sublime protectora.
Esa que me protegerá en las buenas y en las malas.
Santísima muerte, hay muchas personas que mucho daño quieren hacerme.
Por favor no lo permitas.
Tráeme a esas personas arrastrándose y pidiéndome perdón, pues clemencia no les voy a tener y si es necesario que te las lleves contigo, pues eso también te lo voy a agradecer.
Santísima muerte, no me desampares nunca más y no me quites tu protección.
Santísima muerte, concédeme este favor que te pido en este instante pues el día en que tú quieras llevarme contigo, no te alejare de mí.
 
También se acostumbra a realizar una novena en honor a la Santa Muerte que puede realizarse tres veces, dejando un día de por medio antes de repetirla.

Debe realizarse frente a una imagen de la Santa Muerte. No es necesario realizar un ritual. Basta con ser lo más rigurosos posible en cuanto a la hora indicada.

Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes