.
Oniromancia: la voz detrás de los sueños

Oniromancia: la voz detrás de los sueños

La expresión “meditar con la almohada” se basa en el principio de que muchas de las cosas se resuelven de forma más fácil y rápida gracias a que la mente soñadora posee más conexiones que la despierta.

Esto quiere decir que en los sueños, los problemas suelen resolverse de una forma más sencilla que en la vida real.

Muchos investigadores, incluyendo al propio Freud, consideran que los sueños son mecanismos para alcanzar los deseos. Todo aquello que se desea o es motivo de preocupación, florece a través de los sueños como una forma de alcanzarlo.

Otros consideran que es una forma de limpiar la mente de pensamientos inútiles para abrir paso a aquellos que sean acordes con las necesidades actuales.

Predecir el futuro a través de los sueños, es parte del objetivo de la oniromancia, práctica muy difundida en occidente. Se basa, principalmente, en que los sueños son premonitorios, es decir, pueden predecir algún acontecimiento futuro y advertir a quien sueña para que tome sus previsiones.

Lee también: Oración para dormir y tener un descanso pleno


La oniromancia como práctica antigua y fascinante


Los recuerdos que se mantienen al despertar pueden ser más elaborados en los que se tienen presente personas, situaciones, elementos o en el que sólo se tienen vagas imágenes del episodio. De acuerdo a cada figura y a su relación con el entorno, será la interpretación del sueño.

Se dice que Artemidoro, fue uno de los adivinadores más grandes de la historia. En sus obras, logró interpretar cerca de cinco mil sueños. Este cartógrafo y geógrafo de origen griego, determinó que es el simbolismo la principal clave para entender el significado de los sueños.

Artemidoro, clasificó los sueños de la forma descrita a continuación:
  • Sueños verdaderos, 
  • Oráculos,
  • Visiones,
  • Fantasías,
  • Apariciones.
  • Sueños que predicen el futuro,
  • Sueños que guardan relación con el presente.
Las culturas más primitivas, consideraban que los sueños eran enviados por los Dioses para otorgar a los hombres sabiduría pero también para advertirles sobre lo que está por venir.

 
 

Cómo practicar la Oniromancia


No siempre se cuenta con una persona con la suficiente capacidad de interpretar los sueños. Por este motivo, las personas pueden procurar llevar una minuta o diario con todos los detalles que recuerden al despertar.
  • Debe ser lo más detallado posible, incluyendo la fecha en que ocurrió. Sin importar lo más o menor real que parezca, debe asentarse de modo que pueda ser consultado posteriormente y obtener un análisis ya desde otra óptica.
  • Puede acudirse a un diccionario de sueños pero también puede establecerse una relación entre los símbolos, analogías, juegos de palabras, episodios recurrentes. De esta forma, al lograr interpretar un sueño, se establece un lenguaje onírico que puede replicarse a sueños que se registren a futuro.
  • También se recomienda, una vez que el sueño ha finalizado, cambiar la posición. De esta forma, el desplazamiento favorece el movimiento distinto de una onda cerebral.
  • Conversar lo vivido en el sueño, contribuye con incrementar los niveles de conciencia y aumentar la cantidad de detalles que pasan desapercibidos.
En ocasiones, existen sueños que una vez finalizados, le dejan una importante carga a la persona que lo soñó. Son aquellos que impresionan mucho y que pareciera que fueran reales. Sin duda, que un mensaje se esconde tras ese episodio y merece ser interpretado.

Por otra parte, se producen sueños recurrentes que hablan de angustias pasadas que continúan perturbando al individuo.

Si se acude a un terapeuta para la interpretación, debe manejar suficiente información sobre la persona así como de los lugares en que se desarrolló el sueño ya que podrá manejar una correcta contextualización. Lo más importante es no censurar nada, ya que cualquier detalle puede representar información importante para profetizar una situación que está por llegar o que debe evitarse.

Durante los sueños, también pueden develarse información que puede traducirse en bienestar y dinero. Es el caso de los números que son asociados con los elementos que se hacen presentes en los sueños y que son empleados en los juegos de lotería y azar.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes