.
Adiós al mal de ojo con el Ojo turco

Adiós al mal de ojo con el Ojo turco

Al Ojo turco se le atribuyen poderes protectoras y es empleado como talismán o amuleto para combatir el mal de ojo y las malas energías. El origen de la palabra es turco y se traduce como “nazar boncuğu”, que significa “abalorio del mal de ojo”.
 
Se dice que el ojo turco se remonta a Turquía y a Grecia para la protección contra la envida y otros sentimientos negativos. De acuerdo a la tradición, los malos sentimientos del ser humano se transmiten a través de los ojos, pues son la parte que denota nuestro interior.

Las personas emplean el ojo turco como protección en collares y pulseras. También es común visualizarlos en los lugares de trabajo o en los hogares. A los recién nacidos también se les coloca estos elementos, así como a los niños en edad escolar que son víctimas muchas veces víctimas de las malas intenciones.

Recientemente, una aerolínea turca agregó este elemento a su aeronave para remontar a sus tradiciones más antiguas.
 

Lee también: El potencial de los amuletos de la suerte
 

Qué significan los colores del ojo turco



El ojo turco está conformado por varios colores, cada uno asociado a un significado específico. De acuerdo a la intención que se tenga, puede variar el color.
  • Azul: vinculado al agua y al buen Karma.
  • Azul claro: simboliza la verdad y es directamente relacionada con la protección del mal de ojo.
  • Rojo: representa el amor y la energía.
  • Amarillo: denota salud y vigor físico.
  • Verde:  se vincula con la naturaleza.
  • Blanco: bondad, inocencia y perfección.
  • Morado: nobleza, poder y ambición.

Cómo cargar las energías del ojo turco



Si este amuleto presenta grietas, quiere decir que ha cumplido con su misión para alejar las malas influencias y energías.
  • Limpieza con agua: mantener el amuleto bajo el agua o colocarlo bajo la lluvia para garantizar un mejor efecto.
  • Limpieza con tierra: envolver en un paño y enterrarlo durante varios días.
  • Limpieza con amatista: colocar el amuleto junto a una incrustración de amatista.
  • Limpieza mental: también puede tomarse el ojo turco entre las manos y pensar en la luz y la energía.

Independientemente del uso que se le dé al ojo turco, es importante que se tenga en cuenta que el poder para bloquear las malas energías también es concedido por la mente.

Está comprobado que las personas que son envidiosas, acumulan mucha energía negativa capaz de transmitir infortunios, enfermedades y cualquier tipo de cadena de infortunios. 


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes