.
Amuletos Poderosos: El Ojo de Horus

Amuletos Poderosos: El Ojo de Horus

El Ojo de Horus o Udyat es un antiquísimo talismán, cuyo origen se remonta a la mitología egipcia. Su nombre egipcio se traduce como “el que está completo” o “la unidad restablecida”.
 
Los antiguos relatos en torno al Ojo de Horus, refieren que luego de una sangrienta pelea Seth (dios egipcio de la guerra y las tormentas), arrancó el ojo derecho a Horus (deidad bienhechora) y lo partió en pedazos.
 
Este ojo deshecho habría sido recuperado por el dios de la magia, Thot, quien reunió las partes del órgano visual, y volvió a ensamblarlas para entregárselas a Horus, portador del ojo que todo lo ve.

Lee también: Amuleto de Ojo de Buey para activar la buena suerte


El Ojo de Horus, derecho e izquierdo


A pesar de su notoriedad, pocas personas notan que existen dos tipos de amuletos que son utilizados bajo el nombre de Ojo de Horus, el primero de ellos corresponde al ojo derecho de la deidad egipcia, y el segundo al izquierdo (el ojo que no fue arrancado).
 
El Ojo de Horus derecho, es el que recibe el nombre de Udyat, es considerado el más poderoso. Entre los colores con los que es representado figura el blanco, y simbólicamente se le vincula con el Sol y la eternidad.
 
Su uso traspaso las fronteras de la liturgia egipcia, y fue empleado como icono principal de un sistema de numeración fraccionario, basado en la unidad de capacidad hekat, que servía para medir volumen y la extensión de las tierras preparadas con fines agrarios.
 
Por otra parte el Ojo de Horus izquierdo, se le asociaba con la Luna y era representado con colores oscuros como el negro.


 

Los Usos del Ojo de Horus


El Ojo de Horus (derecho) es empleado como amuleto para conseguir prosperidad, protección de bienes materiales, vitalidad, popularidad, poder, estabilidad (económica y emocional), coraje, purificación, sanación, sabiduría y renacimiento (transformación).
 
Mientras que el ojo izquierdo de Horus, potencia las habilidades psíquicas y confiere protección contra el mal de ojo o aojamiento, envidia, pensamientos negativos, y entidades hostiles.
 
En el antiguo Egipto, el Ojo de Horus (izquierdo) era un apreciado talismán funerario, que se colocaba sobre el cuerpo del difunto, durante los ritos de embalsamamiento y momificación, para protegerlo en su camino al otro mundo y la comparecencia ante el tribunal infernal.
 
El Ojo de Horus era un motivo recurrente en la escultura y pintura del antiguo Egipto, tanto en el arte funerario como en el ornamental, al igual que en la joyería, forma en la que se ha popularizado en la actualidad.
 
Sí deseas adquirir un Ojo de Horus para tu uso personal, recuerda que primero debes limpiarlo (con agua corriente o incienso), y posteriormente cargarlo energéticamente para que acompañe tu intención.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes