.
Aplica objetivos SMART para alcanzar metas personales

Aplica objetivos SMART para alcanzar metas personales

Los objetivos SMART son una interesante técnica de productividad, generalmente utilizada en el ámbito laboral, que puede constituirse en un importante punto de apoyo a la hora de alcanzar (con éxito) tus metas personales.

Cualquiera que sea tu propósito (ganar más dinero, mejorar tu condición de salud, cambiar de vivienda), utilizar objetivos SMART te permitirá delimitar el espacio en el que trabaja tu intención, y concentras tu energía.

Con frecuencia, cuando se habla de metas se refiere a conceptos muy amplios y poco específicos. Por ejemplo, al plantearte ganar más dinero ¿qué fuentes productivas estás considerando?

Los objetivos SMART facilitan el camino hacia la meta, presentándola como una secuencia de pequeños pasos previos, que una vez superados te acercan a lo que en realidad deseas.

Estás pequeñas victorias, además de ser gratificantes, te motivan a continuar en la dirección elegida, o clarificar tu meta real. Por ejemplo, quizás no se trata de cambiar de casa, sino de cambiar la decoración o estructura de la actual.

¿Qué son los objetivos SMART y cómo aplicarlos?


objetivos smart

La técnica de los objetivos SMART fue desarrollada en la década de los 80, por el catedrático norteamericano George T. Doran, quien presentó las características que debe reunir un objetivo empresarial, para ser considerado viable.

De acuerdo con la teoría de Doran, los objetivos deben ser:

  • Specific (Específicos),
  • Measurable (Medibles),
  • Achievable (Alcanzables),
  • Relevant (Relevantes), y
  • Time related (con tiempo definido).

Las iniciales de estas palabras en inglés (Specific, Measurable, Achievable, Relevant, Time related), conforman el acrónimo SMART (traducción literal “listo” “inteligente), que identifica la técnica.

Al decir que los objetivos SMART deben ser específicos se hace referencia a los detalles. Es necesario que seas lo más preciso posible, en la elaboración de los pasos que te conducirán a la meta.

En este sentido, recuerda también que el enfoque debe ser positivo. Por ejemplo no es lo mismo “quiero perder peso”, que “quiero tener un peso saludable”. En el primer caso la palabra “perder” se asocia con un sentimiento negativo.

Mientras que “tener” acerca al individuo a aspiraciones y deseos. Recuerda que las palabras tienen energía, por lo que es conveniente emplearlas a nuestro favor, en lugar de hacerlas funcionar como lastres.

El siguiente punto de los objetivos SMART, comprende procesos cuantitativos. Es necesario, que cada estrategia tenga un cualidad que le permita ser medida, de los contrario no podrás constatar los avances.

Volviendo al ejemplo de alcanzar el peso saludable, para tu constitución física, puedes establecer la pauta con la guía de un profesional de la nutrición, que te oriente sobre tus necesidades de alimentación.

Los objetivos SMART deben ser alcanzables, con esto se refiere a que deben ser metas realistas, en consonancia con tus habilidades. Lograr 10 kilos menos en 3 días, no es realista, sin contar con que tampoco es saludable.

Otro aspecto importante es la relevancia de los objetivos SMART, para cumplir con ello debes asegurarte de que se trate de algo trascendental para ti, que te ayude a mejorar tu estilo y condiciones de vida.

Finalmente, los objetivos SMART deben tener un tiempo definido, para garantizar que los resultados sean aprovechables. Por ejemplo, alcanzar los 10 mil pasos diarios, como ejercicio, en un período de un mes.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices