.
Nuestra Señora de Lourdes: historia y milagros

Nuestra Señora de Lourdes: historia y milagros

Según cuenta la leyenda, el 11 de febrero de 1858 Bernadette Soubirous, de 14 años, salió de su casa en Lourdes con dos amigas de su misma edad a buscar leña. Siguieron el margen del río Gave y al pasar por una gruta natural la joven Bernadette escuchó un murmullo.

No sabemos lo que pensó aquella adolescente pero lo que sí consta como escrito es que a ese murmullo le siguió la aparición de una joven vestida con una túnica blanca, con un cinturón azul y un rosario colgado en el brazo.

Bernadette contó la historia a sus amigas y a su madre pero nadie la creyó. Tampoco lo hicieron la segunda vez que Nuestra Señora de Lourdes se le apareció y fueron muchos los que la tacharon de estar inventando cuentos para llamar la atención.

Sin embargo la joven volvió en otras ocasiones acompañada por más personas y, aunque al principio Nuestra Señora de Lourdes sólo era perceptible para ella, no sabemos si como acto de fe o como percepción de los sentidos otros comenzaron a verla.

Lee también: ¿Quién es Santo Tomás de Aquino?                  


Las apariciones de Nuestra Señora de Lourdes


Se cuenta que entre el 11 de febrero y el 16 de julio de 1858 hubo 18 apariciones más. En cada una de ellas daba un mensaje diferente. Se cuenta que el primero de ellos fue: “Es necesario rezar por los pecadores”  puesto que Nuestra Señora de Lourdes era consciente de que muchos estaban tratando de loca a la niña.

En la siguiente aparición Nuestra Señora de Lourdes le indicó a la niña que escarbara en la tierra buscando agua y así lo hizo Bernadette. Desde ese momento se abrió un manantial en ese lugar que es un sitio de peregrinación para cientos de personas que buscan consuelo y curación.


Los milagros de Nuestra Señora de Lourdes


Es conveniente decir que en todo lo relativo a la fe la información no puede verificarse como en otros campos. Al final las cuestiones de fe te plantean creer o no creer y en el tema de los milagros son todavía más.

Cuenta la leyenda que en Lourdes había un bebé de dos años que nació con unas fiebres muy altas, la vida del bebé parecía escaparse, y su madre, en un acto de desesperación y ante los rumores que corrían en el pueblo sobre la aparición de una virgen decidió ir al manantial que Bernadette había escarbado con sus manos.

Introdujo al niño durante 15 minutos en las frías aguas del manantial, confiando en que así se curase. Al día siguiente el bebé despertó lleno de energía y vitalidad y no volvió a tener ningún problema de fiebres. Este hecho conmocionó al pueblo, a la comarca e incluso al país y comenzó con ello una larga lista de supuestas curaciones milagrosas.

 

¿Qué fue de la joven Bernadette?


Bernadette, la niña a la que se le apareció Nuestra Señora de Lourdes no tuvo una vida fácil. Al tiempo de las apariciones ingresó en la Comunidad de Hijas de la Caridad de Nevers, en concreto fue en 1866 y pronunció sus votos en 1878.

Durante ese tiempo Bernadette sufrió múltiples enfermedades que finalmente la conducirían a la muerte en 1879. Por sus valores cristianos y su férrea fe en 1933 fue canonizada.
 

Te puede interesar: 

 
Artículos más recientes