.
La divinidad de las ninfas del agua

La divinidad de las ninfas del agua

Las ninfas ocupan muchas frases en textos como La Ilíada y la Odisea. Eran consideradas seres casi mágicos en la mitología griega y es por ello que autores como Homero las incluían en sus cantares y poemas. Pero ¿Quiénes son las ninfas? ¿Qué sabemos sobre ellas?

Ni siquiera su nacimiento está claro. En algunos pasajes de la época se describe su nacimiento así:

“Al tiempo que ellas vinieron al mundo nacieron los abetos y las encinas de alta copa, sobre la tierra nutricia de varones, árboles hermosos, que prosperan en los elevados montes”. Se las vincula entonces con las fuerzas naturales, naciendo directamente de ellas.

Lee también: La ninfas, la inmortalidad en forma de mujer
 

Ninfas del agua


Si los escritos sobre las ninfas en general no tienen una versión única los escritos sobre las ninfas del agua tampoco nos ofrecer certezas absolutas.

Encontramos un origen más o menos claro de las ninfas del agua Nereidas y las Oceánides, hijas de Océano y Tetis, entre cuyas virtudes se encuentra la divinidad, la fertilidad y la misión benefactora.

Pero no sólo se encuentran sus nombres en el listado de ninfas del agua y su clasificación es mucho más específica que el medio acuático en sí, sino que, tomando como medio común el agua, se clasifican entre dulce y salada.

 
 

Clasificación de las ninfas del agua


Ninfas del Agua: Náyades

Las náyades eran las ninfas de los cuerpos de agua dulce (fuentes, pozos, manantiales, arroyos y riachuelos).

Todas las fuentes y manantiales célebres tienen sus propias náyades, normalmente consideradas hermanas.

Generalmente las Náyades tenían poderes curativos pero también, según la mitología, podían ser peligrosas y mostrar toda su fuerza destructiva si se las hacía enfadar.


Ninfas del Agua: Oceánides

Las oceánides son la personificación del agua de los ríos y también de los mares.

Sobre su origen hay mucho escrito, desde sus progenitores (Océano y Tetis) hasta el número de ninfas del agua oceánides que había en el mundo. Según algunos textos alrededor de 3000.


Ninfas del Agua: Nereidas

En el caso de las nereidas tienen un origen similar a los oceánides y su campo de acción parece ser el mismo, el agua salada. Su labor era la de proteger las aguas y la vida que se creaba en ellas.

Si el papel que la mitología griega le otorgaba a las ninfas en general era muy importante, en el caso de las ninfas del agua las dota de un sentido de divinidad que es difícil encontrar en otras clasificaciones de ninfas.

Las ninfas del agua son catalogadas como delicadas, puras, divinas pero nunca vulnerables porque siempre podían hacer uso de su fuerza.
 

Te puede interesar: 

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes