.
Musicoterapia para bebés, el bienestar físico, cognitivo y espiritual

Musicoterapia para bebés, el bienestar físico, cognitivo y espiritual

La musicoterapia para bebés y niños tiene muchísimos beneficios tanto a los bebés que están en el vientre materno, así como a bebés y niños con algunas dificultades como hiperactividad, dificultades en el aprendizaje, psicomotoras, autismo, entre otras.

En el primer caso ayuda a la comunicación madre e hijo, favoreciendo su desarrollo intelectual y físico, creando lazos afectivos más fuertes, brindándoles bienestar y autocontrol.

La musicoterapia para bebés y niños ayuda al bienestar físico, cognitivo y espiritual, estimulando la creatividad, la comunicación consigo mismo y con otros, el autocontrol, la autoestima y todos los beneficios que provienen de tomar contacto con estas fuentes inspiradas e inspiradoras que vienen de los espacios profundos.

Las grandes obras de arte, así como la poesía y el amor son señales que provienen de lugares sagrados, llegan a nosotros a través de algún artista que tiene ese “don” de captar con mayor facilidad esa inspiración, esa señal que busca expresarse en nuestro mundo y nutrirnos con su energía vital.

Lee también: Chakras: energía viva en nuestro cuerpo

Las músicas en la musicoterapia para bebés


Las músicas en la musicoterapia para bebés

La musicoterapia para bebés y niños se sirve de este contacto con esos espacios que nos inspiran y nos tornan mejores seres humanos, así como los mantras tienen ese poder psicológico y/o espiritual, estas músicas, estas obras de arte también lo tienen.

Así, estas músicas restablecen la circulación correcta de la energía en nuestro cuerpo, nos dan alegrías, nos permiten conocer mejor nuestra conexión emotiva con el mundo y nosotros mismos, en los bebés esto es siempre un bálsamo para sus cuerpos y almas, se van cargando de lo mejor del ser humano, de arte, de conexiones sagradas.

Si decimos que de alguna manera los bebés están menos “contaminados” con las cosas mundanas de la vida, la musicoterapia los pone en contacto con aquello que construye, que inspira, que cura, que hace a la grandeza humana.

También el movimiento, el ritmo y el tono tienen un papel importante en las prácticas de  musicoterapia para bebés, podríamos compararla  con los beneficios del Taichí, el Aikido, o el mismo yoga, que a través del movimiento, el ritmo, el tono, ayudan a una mejor circulación de energía y a una conexión con uno y con todo.

Si decimos que el ser humano es esencialmente energía y muchos de sus problemas se resuelven con un mejoramiento y un restablecimiento en la circulación de esta energía.

La musicoterapia para bebés toca este punto esencial,  ponernos en contacto con esa energía primera y fundamental, esa energía que nos llega como obra de arte, como música, como ayuda para restablecer el contacto con esa nostálgica unidad perdida.


Te puede interesar: 

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta.