.
Mindfulness ¿Por qué lo necesito?

Mindfulness ¿Por qué lo necesito?

Basado en la teoría de la Conciencia Plena que promueve la meditación budista, el Mindfulness es una técnica psicológica que busca la concentración “intencional” de la atención en nuestros pensamientos, sentimientos y entorno, de una forma permanente.
 
Este tipo de atención nos exige la aceptación de nuestro proceso metal interno, sin juzgar la naturaleza moral o contradictoria del mismo. Al hacerlo, establecemos una relación directa y consciente con la realidad y el ahora.
 

Mindfulness - Aquí y ahora



Utilizando el Mindfulness, adquirimos una auténtica percepción del presente, lo que nos permite reducir la depresión, producto de recuerdos dolorosos del pasado. De igual forma, nos impulsa a disminuir el estrés y la ansiedad generados por la preocupación sobre el futuro.
 

Lee también: 3 Mantras que te ayudaran a ganar concentración


Mindfulness - Más felicidad



Si somos capaces de restringir el impacto de los pensamientos sobre el pasado y el futuro en nuestras vidas, podemos prolongar los momentos de alegría que tenemos en el presente y disfrutar de ellos con el Mindfulness, aumentando nuestras memorias positivas.
 

Mindfulness - Recuperar el equilibrio



La conciencia plena de la realidad y el ahora, incrementan nuestra capacidad de discernimiento, permitiéndonos recuperar nuestro equilibrio interno y desarrollarnos como seres asertivos, sensibles y creativos, en lugar de reactivos.



 

¿Cómo ejercitar el Mindfulness?



La práctica del Mindfulness puede ser efectuada de distintas formas, la más extendida de ellas se refiere a la meditación, a través de la respiración, mantras o visualizaciones. Enfocarse en una imagen mental, un sonido o nuestra propia respiración, garantiza situarnos en el ahora.
 
Otro método practico es colorear mándalas, o figuras inspiradas en la geometría de estas formas divinas. Además de aliviar el estrés, la decoración de mándalas puede realizarse tanto en papel, como en el ordenador o el teléfono móvil, utilizando aplicaciones desarrolladas para este fin.
 
Efectuar tareas domésticas repetitivas, como limpiar ventanas o espejos, también constituye un ejercicio de atención plena, al igual que concentrarnos en decir una determinada secuencia numérica y observar nuestros propios pensamientos, sin someterlos a juicio.
 
Cuando practicamos Mindfulness y asumimos la atención plena como objetivo, decidimos vivir con elección y libertad, no robotizados u alineados por condicionantes externos, nuestras experiencias pasadas o los miedos al futuro. 
 

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes