.
Mindfulness para niños

Mindfulness para niños

En artículos anteriores hemos hablado de las ventajas del mindfulness. Cuando hablamos de este tipo de prácticas alternativas siempre nos centramos en los adultos pero ¿qué pasa con el mindfulness para niños?

De hecho, son muchos los adultos a los que les gustaría haber tenido la oportunidad de haberse iniciado antes. Por ello en este artículo queremos profundizar sobre los beneficios del mindfulness para niños.

Lee también: ¿Quieres experimentar el mindfulness? Sigue nuestros consejos de mindfulness para principiantes

¿Cómo plantear el mindfulness para niños?


Si quieres experimentar en casa o, si eres profesor y te gustaría experimentar en la clase, lo ideal es que lo plantees como un juego.

Hay muchos libros y manuales con meditaciones guiadas para niños y también muchas aplicaciones móviles que te ayudarán a conocer el mejor camino para comenzar a plantear el mindfulness para niños.

Aún así, te proponemos algunos ejercicios seleccionados en diversas páginas de mindfulness para niños:

  1. El juego de la campana. Toca una campana y pídele a los niños que se concentren en ese sonido, no vale hablar ni decir nada hasta que el sonido haya desaparecido completamente.
  2. El tiempo interior. Siéntate con el niño y pídele que cierre los ojos y que te describa cómo está el tiempo en su interior ¿brilla el sol? ¿se está preparando una fuerte tormenta? Puedes indicarle que, a menudo, en nuestro interior hay diferentes sentimientos encontrados y que lo mejor es observarlos, sin juzgarlos.
  3. El juego de la rana. A los niños les gustan los animales, por eso, pedirles que se comporten como algunos de ellos. Por ejemplo, las ranas suelen respirar despacio  y quedarse quietas observando lo que pasa a su alrededor.

¿Por qué poner en práctica el mindfulness para niños?


Los niños son seres puros, con una curiosidad insaciable y con mucha energía.

Si desde pequeños aprenden a escuchar sus emociones, a aceptarlas, a quererse a sí mismos y a querer a los demás, serán adultos emocionalmente estables y con una inteligencia emocional muy por encima de la media.

Si a ello le sumamos los beneficios del mindfulness para niños…la pregunta entonces debería ser ¿Por qué no poner en práctica el mindfulness para niños?

Beneficios del mindfulness para niños


  • Mejora el aprendizaje, la atención y la creatividad. Al mejorar en las facetas anteriores, mejoran el rendimiento académico.
  • Consiguen concentrarse mejor e ignorar las distracciones.
  • Aprenden a regular sus emociones y a encontrar momentos de tranquilidad y equilibrio. Todo ello les hace personas más seguras de sí mismas.
  • Potencia la capacidad de introspección, es importante que desde niños tengan noción de lo que sucede en su interior.
  • Desarrollan sentimientos como la compasión y la amabilidad, hacia ellos mismos y hacia el resto.
  • Desarrolla determinadas habilidades como la paciencia o la empatía.

Te puede interesar: