.
¿Qué es el merecimiento?

¿Qué es el merecimiento?

La idea del merecimiento es un concepto muy popular dentro de la literatura de autoayuda, y hace referencia a la creencia que tiene cada individuo, sobre su capacidad de obtener aquello de desea, con buena intención.  
 
El merecimiento puede verse limitado por las programaciones mentales, creadas o autoimpuestas, que impiden la concreción de los objetivos o aceptar el reconocimiento que recibes de terceros.
 
Cuando empiezas a realizar ejercicios de visualización, afirmaciones, decretos o practicas la Ley de Atracción, debes creer que mereces lo que deseas, de lo contario comenzaras a implementar patrones de sabotaje y autocastigo.

Lee también: El Poder de las Afirmaciones  

Estas programaciones pueden surgir de forma inconsciente y manifestarse como accidentes o cualquier tipo de hechos fortuitos, que reforzarán el sistema de creencias negativos (no merecía ese dinero por eso lo perdí, etc.)
 
Aunque podemos pensar que los bloqueos de la conciencia de merecimiento están enfocados hacia la obtención de riquezas y prosperidad, la verdad es que esta idea arropa todos los aspectos de la vida.
 
Todos queremos amor, salud, éxito, pero podemos pensar (consciente o inconscientemente) que no lo merecemos, y con ello cortamos el flujo de la provisión ilimitada del Universo (o la Divinidad) hacia nosotros.
 
Podemos trabajar la conciencia de merecimiento, a partir de afirmaciones y decretos, pero cuidado, no se trata de hacerlo desde un punto de vista egoísta (ejemplo: merezco que Carlos sea mi novio).  
 
La conciencia de merecimiento que desarrolles no puede estar reñida con el libre albedrio de otros: si mereces tener una casa, pero no la de otra persona. El Universo es infinito al igual que sus posibilidades, no pongas límites.
 
Simplemente recuerda: mereces amor, mereces salud, mereces prosperidad, mereces alcanzar tus metas profesionales, mereces el éxito, mereces la armonía en tus relaciones y mereces tener la fuerza para construir tus sueños.       

   
 

Ejercicio de Merecimiento


La reconocida autora estadounidense, Louis L. Hay (1926), en su libro “Usted puede sanar su vida” (2007), habla sobre el merecimiento y propone una sencilla técnica, para reforzar esta idea en nuestra vida.
 
El ejercicio consiste en mirarse al espejo y mientras los haces, decirte a ti mismo: “Merezco tener (menciona lo que deseas), y lo acepto ahora”. La frase puede ser sustituida por: “Merezco ser (menciona lo que deseas) y lo acepto ahora”.  
 
Repite la afirmación que preparaste tres veces, luego analiza los sentimientos y sensaciones corporales que experimentas, para verificar que realmente crees lo que estás diciendo o si te genera alguna incomodidad. 
 
Si sientes algún tipo de manifestación negativa (como que te parece que te mientes a ti mismo), quiere decir que estás bloqueando tu conciencia de merecimiento.
 
Para estos casos, Hay recomienda afirmar “Renuncio a la pauta que en mi conciencia está creando resistencias a mi propio bien”. Repítelo tres veces, y después retoma las afirmaciones iniciales.
 
Repite el ejercicio a diario, hasta que sientas que aceptas la idea de las afirmaciones, sin resistencia interna. Es importante que prepares la afirmación que utilizaras, antes de comenzar con el ciclo de ejercicios de merecimiento.
 
Igualmente, trabaja con una sola frase dirigida a un objetivo, y una vez superados los bloqueos, pasa a la siguiente meta. Mantén tu intención enfocada y no disperses tus esfuerzos.  


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes