.
Meditaciones recomendadas durante Venus Retrogrado

Meditaciones recomendadas durante Venus Retrogrado

En la Astrología, Venus representa el amor, el deseo, la sensualidad, la necesidad de relacionarnos y el manejo de la energía femenina. Venus también habla de la autovaloración y la inclinación artística.

Venus tarda de 10 a 12 meses en recorrer la rueda zodiacal (los 12 signos). Cada año y medio, el planeta del amor entra en fase de retrogradación durante un período cercano a los 45 días.

Las retrogradaciones de los planetas son movimientos aparentes, es decir, no se trata de un retroceso real, sino una ilusión óptica creada por la diferencia entre las velocidades de rotación de la Tierra y el otro cuerpo celeste involucrado.

En el caso de Venus, astrológicamente su retrogradación impulsa una serie de eventos vinculados principalmente con la valoración personal y nuestra percepción de las relaciones que tenemos con terceras personas (no solo parejas).

Desde el punto de vista karmico, Venus Retrogrado permite la reconexión con eventos del pasado (reciente o de existencias anteriores) y oportunidades de reconciliación, siempre y cuando se hayan profundizado los sentimientos.

Lee también: Influencia de Venus en las casas astrales

Efectos de Venus Retrogrado


Durante el tránsito de Venus Retrogrado es frecuente experimentar soledad, apatía social, frustración, baja autoestima, bloqueos creativos y ansiedad relacionada con el amor y la sexualidad.

Sin embargo, es importante destacar que también se trata de una buena época para trabajar en la búsqueda de paz interior, equilibrio emocional y autoconocimiento, a través de la introspección.

La energía de los planetas retrógrados pone el foco dentro de nosotros mismos, es una invitación para buscar adentro lo que siempre ha estado allí: tu verdadera esencia y el amor propio.

Venus Retrogrado presenta una buena época para profundizar en todas las formas de amor, practicar la paciencia hacia tus seres queridos y compartir con ellos, sin olvidar el tiempo para ti mismo.

Adicionalmente, en este período se recomienda reconectar con la Naturaleza; llevar un cuarzo rosado (o cualquier otra piedra asociada a Venus) y ejecutar ejercicios de Meditación Metta.

Meditación Metta y Venus Retrogrado    


En el 2017, Venus retrogradará del 04 de Marzo al 14 de abril. La primera fase de la retrogradación, del 04 de marzo al 02 de abril, el planeta del amor estará retrocediendo sobre el signo de Aries.

Mientras que, del 02 al 14 de abril, el movimiento tendrá lugar en el signo de Piscis. Esto quiere decir que Venus pasará del signo del “Yo” (Aries), al signo del “Todos” (Piscis).

Traduciendo: en la primera parte de Venus Retrogrado 2017, el punto focal estará en cómo llevas la relación contigo mismo y si has aprendido a valorarte; y la segunda parte del tránsito hará referencia a las relaciones con el entorno.

Por ello la práctica de meditación más recomendada para este tránsito, es la Meditación Metta (o Metta Bhavana): un ejercicio de origen budista, destinado a promover el amor, la compasión, el desapego y la paz interior.

La Meditación Metta ayuda a conectar con las emociones y canalizarlas de forma positiva, hacia ti mismo y todos los seres sintientes; además, permite superar la autocrítica y sentimientos negativos como ira, depresión y angustia.

¿Cómo practicar la Meditación Metta con Venus Retrogrado?


En la primera etapa de Venus Retrogrado, del 04 de marzo al 02 de abril, enfoca las prácticas de Meditación Metta hacia ti mismo. Durante la segunda fase de tránsito planetario, dirige la energía hacia familiares, amigos, y todos los seres sintientes, sin distinción.

Toma unos minutos para ti, y sitúate en un lugar en el que no serás molestado. Siéntate o acuéstate cómodamente. Respira pausadamente, sin forzarte. Enfoca la atención en tu respiración, por un par de minutos. Deja que los pensamientos corran, y se vayan alejando por sí mismos.

Una vez hayas calmado el ruido mental, visualiza una luz color verde o rosa saliendo del cuarto chakra (Anahata), ubicado en el pecho (región cardíaca). Siente como esa luz te reconforta con su calidez. Mantén esa imagen mental, y comienza a recitar palabras de afecto.

Un ejemplo de las frases que puedes usar es “deseo que seas feliz”; “eres amado (a)”; “no estás solo”; “eres libre de la negatividad”. Puedes crear tus propias frases, siempre con contenido positivo, y desde el amor y la compasión. Continúa la meditación por unos minutos.  Finaliza, abriendo tus ojos lentamente.

Recuerda: en la primera fase de Venus Retrogrado dirige la Meditación Metta hacia ti mismo; y en la segunda etapa hacia tu entorno. Reconócete como un ser lleno de amor y compasión.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.