.
Meditación de la Felicidad, desarrolla tu paz interior

Meditación de la Felicidad, desarrolla tu paz interior

La meditación de la felicidad es un ejercicio espiritual, basado en la meditación metta (Metta Bhavana), que busca promover la alegría, el agradecimiento, el perdón y la consciencia de merecimiento.

A pesar de que el procedimiento para realizar la meditación de la Felicidad parece simple, en realidad no lo es, porque exige implicarse en el proceso de desear lo positivo para uno mismo y el resto de los seres, incluso los llamados “enemigos”.

Entre las principales ventajas de la meditación de la Felicidad, destaca el hecho de que puede ser practicada en cualquier lugar y en cualquier momento, si te tomas el tiempo necesario para ello.

Lee también: Meditación Budista

Asimismo, personas de cualquier corriente espiritual pueden ejecutar la meditación de la Felicidad, incluyendo quienes se consideran ateos, porque no implica la intervención (directa) del Universo o Divinidad.

Como ejercicio espiritual, la meditación de la Felicidad ayuda al individuo a pensar con generosidad (buenos deseos para todos), fortalecer el amor propio y el merecimiento, y perdonar (al desear felicidad a quienes adversas).

Este paso final (desear felicidad a aquellos que se considera enemigos), es la parte más complicada de la meditación de la Felicidad porque comienzan a emerger todos los bloqueos, reticencias, dolor y trampas del ego.

Pero con la práctica constante, las barreras comienzan a ceder e ingresamos en un estado de mayor comprensión, donde se manifiesta que el odio, el rencor y el miedo, son las cargas emocionales más pesadas.

¿Cómo practicar la meditación de la Felicidad?


meditación de la felicidad

El procedimiento para practicar la meditación de la Felicidad es sencillo, lo complicado surge al tener que ejecutarlo con sinceridad y compromiso, porque somos humanos y llenos de pasión, pero poco a poco se alcanza la meta.

Ubica un lugar tranquilo donde no seas molestado, por espacio de 5 a 10 minutos. Utiliza ropa cómoda (que no te apriete). Siéntate en una posición confortable,  cierra los ojos, y respira pausadamente.

Repite mentalmente: “Merezco felicidad. Soy amada (o). Estoy en paz”, (como ves la meditación de la Felicidad, uno les principios de la meditación con afirmaciones positivas y decretos).

Luego visualiza (en tu mente) a alguien que ames, y repite: “Que seas feliz. Que seas amado (a). Que estés en paz”.

Seguidamente, visualiza a una persona que te desea indiferente, alguien que conozcas superficialmente o con el que tengas poco contacto, y repite (mentalmente): “Que seas feliz. Que seas amado (a). Que estés en paz”.

Ahora, visualiza a una persona que adverses, alguien hacia quien tengas sentimientos negativos, y repite: “Que seas feliz. Que seas amado (a). Que estés en paz”.

En este punto, puedes empezar con un individuo por el que sientas un poco de antipatía, o simplemente no te cae bien, e ir subiendo el nivel conforme avanzas con la práctica.

Para finalizar, visualiza nuestro planeta Tierra, conecta con todos los seres sintientes y repite: “Que todos los seres sean felices. Que todos los seres sean amados. Que todos los seres estén en paz”.

Respira profundamente una vez, y abre los ojos despacio, dando por concluida la meditación.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices