.
Medicina Ortomolecular: ¿qué es? y ¿cómo funciona?

Medicina Ortomolecular: ¿qué es? y ¿cómo funciona?

Se le atribuye la creación del término medicina ortomolecular al estadounidense Linus Pauling. 

Pauling fue laureado con dos premios Nobel, uno de química,por sus aportes a la química moderna y otro por la paz, por su postura pacifista después de la Segunda Guerra Mundial.

A principios de los años 40, fue diagnosticado con una enfermedad renal y su médico le recomendó una dieta libre de sal y con suplemento de vitaminas. Pauling, como todo buen científico, quedó curioso con la recomendación y comenzó a hacer sus propias investigaciones.

En los años siguientes presentó diversas conferencias sobre el tema, debatiendo hipótesis de que las deficiencias o excesos de compuestos químicos podrían ser las causas de problemas neurológicos.

En 1968 publicó un artículo en la revista Science denominado “Psiquiatría ortomolecular” acuñando por primera vez el término, cuyo prefijo viene del griego orto, correcto, por tanto, significaría algo así como “la medida correcta de las moléculas“.

Lee también: Conozca la Radiónica, la medicina de las vibraciones

¿Qué es la medicina ortomolecular?


medicina ortomolecular

Es una práctica medicinal que busca restablecer la fisiología, el funcionamiento del cuerpo humano a través de un profundo estudio bioquímico (exámenes de sangre y orina) y clínico del paciente.

Se evita el uso de medicamentos por entender que el cuerpo humano sano no produce tales sustancias y funciona muy bien sin ellas.

En los tratamientos se utilizan suplementos alimenticios que fortalecen los sistemas biológicos que componen el organismo como un todo, promoviendo la salud real que se refleja directamente en la calidad de vida y longevidad.

Con ello, según sus defensores, se evita el 80% de las enfermedades crónico-degenerativas. El principio básico ortomolecular es el mismo de cualquier especialidad clínica, que es el investigar cualquier anormalidad orgánica y psíquica del paciente.

Lo que diferencia a la medicina ortomolecular es la creencia de que muchas de estas anormalidades son causadas por desequilibrios de vitaminas, micronutrientes y de los radicales libres.

Una de las armas del análisis de que se vale la práctica ortomolecular es, además de exámenes de sangre y de rutina, el análisis bioquímico de hilos de pelo en busca de rasgos de micronutrientes.

De acuerdo con Abram Hoffer, bioquímico y psiquiatra canadiense, pionero de la medicina ortomolecular, esta especialidad no tiene el propósito de tratar todas las enfermedades, ni sustituye a las terapias estándar, pero probablemente es complementaria a muchas de éstas.

Sin embargo, sus defensores dicen que la suplementación nutricional puede prevenir, tratar e incluso curar varias condiciones clínicas, como: acné, alcoholismo, alergias, artritis, trastorno bipolar, quemaduras, cáncer, resfriados, depresión, adicción a las drogas, sobredosis de drogas, epilepsia, enfermedades cardiovasculares, intoxicación por metales pesados, etc.

Teniendo en cuenta que el enfoque ortomolecular debe ser holístico, que los pacientes deben ser abordados propedéuticamente por completo, y que muchas de las conductas ortomoleculares engloban modificaciones de hábitos de vida, como dieta y ejercicios, esenciales para la prevención y control de la mayoría de las enfermedades, la medicina ortomolecular no es dañina para la mayoría de las personas, si se practica de forma seria y no sustituya el pensamiento clínico y científico clásico.

El hecho de que estas prácticas se asocian a las terapias de suplementación que probablemente tienen efecto placebo en la mayoría de las personas es el punto cuestionable.

Detractores

Cabe señalar que sus detractores advierten que sus métodos son desprovistos de comprobación científica suficiente en cuanto al beneficio para el ser humano sano o enfermo y por lo tanto, su divulgación y uso, tanto en el diagnósticos como en las terapias, deben ser vistos con cuidado y como uso complementario.

Tratamientos de la medicina ortomolecular


medicina

Un ejemplo de la aplicación de la medicina ortomolecular es cuando hay ausencia dietética de la vitamina C, lo que causa lesiones en las mucosas y las encías, asociadas a sangrados, pérdidas dentales, y dolores en las articulaciones.

Linus Pauling, toda su vida fue un defensor del consumo en exceso de vitamina C, con la hipótesis de que eso prevenía desde el resfriado común hasta el cáncer, pero desafortunadamente, murió a los 92 años por un cáncer de próstata, aunque digan que pasó muchos años sin tener ningún resfriado.

Como dijimos, se utiliza la sobredosis de vitaminas; la ingesta de antioxidantes para mejorar el pronóstico de pacientes con enfermedades agudas o en estado crítico; y terapias denominadas antienvejecimiento, anti cáncer, anti arteriosclerosis o dirigidas a patologías crónicas degenerativas, entre otras.


 

Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices