.
Masaje atlante ¿Qué es esta técnica de sanación?

Masaje atlante ¿Qué es esta técnica de sanación?

El masaje atlante es una técnica de sanación alternativa, que busca disolver los bloqueos energéticos asociados al código genético del individuo, mediante la manipulación terapéutica de los músculos del cuerpo, acompañada por elementos de musicoterapia, cristaloterapia y aromaterapia.

Desarrollado por la terapeuta holística y escritora española, Nina Llinares, el masaje atlante trabaja con los bloqueos energéticos, que  pueden manifestarse como dolencias físicas, emocionales e incluso espirituales.

En este sentido, los practicantes del masaje atlante acreditan que los patrones energéticos negativos, se expresan a través de padecimientos (dolores de espalda, extremidades) y también señalan la presencia de heridas emocionales o creencias limitantes, que obstaculizan la evolución del sujeto.

La formación en masaje atlante comprende tres niveles: la primera fase está orientada a los principios que rigen la aplicación de la técnica, y cómo funciona para recuperar la capacidad de celebrar la vida, liberando al individuo de bloqueos energéticos y creencias limitantes, que afectan la salud integral.

Seguidamente, en el nivel II, el estudiante aprende la importancia de las articulaciones, como zonas que pueden albergar bloqueos. Por último, la tercera etapa del programa está referida a la superación de los miedos, (puede impartirse en ambientes acuáticos).

Lee también: Equilibra la energía del cuerpo con masajes orientales

Beneficios del masaje atlante


masaje atlante

En las sesiones de masaje atlante, el especialista divide el cuerpo del paciente en siete áreas de trabajo, las cuales son abordadas en orden. La consulta tiene una duración estimada de cuarenta minutos a hora y media.

Aunque cada sujeto es diferente, y puede requerir más o menos atención, en general se recomienda un mínimo de siete sesiones semanales consecutivas (una cada semana), para notar efectos positivos.

Los seguidores y practicantes de esta técnica sostienen que encierra innumerables beneficios, tales como: armonizar los cuerpos físico, emocional y espiritual; aliviar tensiones y dolores musculares; y favorecer la circulación.

Igualmente, se dice que el masaje atlante coadyuva en el trabajo interno que se realiza en sesiones de meditación o psicoanálisis; facilita la relajación; erradica bloqueos energéticos; y mejora la capacidad de autocomprensión.

Algunos practicantes de la técnica aseguran que la misma ayuda a conectar con la memoria ancestral (o inconsciente colectivo), además de desbloquear los dones ocultos, por lo que sería considerada una herramienta de autoconocimiento.

Las sesiones de masaje atlante están especialmente recomendadas para adolescentes y adultos con inquietudes existenciales; y personas que padecen estrés, ansiedad, insomnio, agotamiento crónico, y depresión, entre otros.

Como otras terapias de tipo holístico, el masaje atlante no sustituye al tratamiento médico convencional, pero puede constituir un excelente método alternativo, para aplicar en simultáneo, (no olvides consultar siempre a especialistas certificados).


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices