.
Om, conozca el poder del más importante mantra

Om, conozca el poder del más importante mantra

Entre todos los mantras, Om es el más importante de todos. Él contiene el conocimiento de todos los Vedas y es el cuerpo sonoro de lo Absoluto, Shabda Brahma. Om es el sonido del infinito y la semilla de la que surgen todos los demás mantras.

Om contiene tres sonidos: ah, oh y mm, y significa las inmensurables cualidades de los cuerpos, del habla y de las mentes de los seres iluminados. En otras palabras, está formado por la unión de las vocales a y u, es decir, un diptongo, junto con la nasalización que es sentida por la letra m.

Por esto, a menudo se escribe AUM. En estas tres letras están los tres estados de conciencia, según Maitrí Upanishad, que son la vigilia, el semisueño y el sueño.

Sobre el Om


om

La Mandúkya Upanishad dice que “El Om es el mundo entero. El pasado, el presente, el futuro: todo es el mantra Om”.

En estas Escrituras se dice que el mantra Om amplificó la caja de resonancia del vacío primordial y se propagó hasta crear el espacio y todas las galaxias.

Para el Taittiriya Brahmana, fue a partir de la vibración, del movimiento que se crearon los primeros ritmos en el cosmos. Algunos milenios después, el profesor Fred Hoyle, de la Universidad de Cambridge, llamó a esta vibración expansiva como el Big Bang.

En la India, el mantra Om se ve por todas partes: casas, comercios, en muros y coches. Es decir, es omnipresente en el paisaje cotidiano. Para los hindúes, de todas las etnias y castas, el significado del símbolo es perfectamente reconocido. Resuena en todos los templos y se puede decir, que es comunicado hasta en el subconsciente.

Formas de vocalización


om

Para entonar el mantra es necesario estar sintonizado con espacio interno que existe en nosotros, donde el sonido vibra, llegando al origen de la vibración interna. Shunya es la nada, el vacío, el espacio interior.

El punto de inicio de la vibración es el bindu. Este punto, visto en la distancia, es sólo un punto. Hacer mantras es volver a donde este sonido se inicia.

En cada persona el Om se trabaja de una manera diferente, por lo que no es aconsejable hablar de un solo tipo de técnica. Es necesario que se tenga plena conciencia y control de la respiración.

Su atención a la vibración que el sonido produce dentro de su mente. La ejecución puede ser más fácil cuando se hace en un volumen más suave.

Mantenga su cuerpo inmóvil durante la práctica. No hay forma equivocada de entonar el mantra Om, siempre y cuando se tenga conciencia e intenciones dirigidas, puede ser vocalizado de forma continua, rápidamente, muchas veces a cada exhalación.

  • Om continuo, con la letra o corta, y la m larga: Ooommmmmmmm.
  • Om continuo, con la letra o larga, y la m corta: Ooooooooooommm.

El mantra Om se hace con una exhalación profunda y un ritmo regular. Om comienza con la boca abierta, manteniendo su lengua pegada abajo de la boca y con tranquilidad.

El sonido nace en el centro del cráneo y se proyecta hacia adelante, vibrando en la garganta y el pecho. Después de algunos segundos de esta vocalización, su lengua debe recogerse hacia atrás.

Luego, sin cerrar la boca, la lengua bloquea el paso de aire por la garganta, transformando el sonido en un m, pero que de hecho no es un m y sí una nasalización.

Este efecto de nasalización se llama anunásika en sánscrito, que literalmente quiere decir con la nariz, y deriva de la palabra násika, que significa nariz. Al fluir el aire por la nariz, expande la vibración hacia dentro del cráneo lo que la hace resonar en la hipófisis y en la glándula pineal.

Ambas se relacionan con los chakras de la cabeza y regulan el ritmo de la respiración, además de hacer correr por las venas numerosas hormonas como la melatonina y la serotonina, que se conocen como “hormonas de la felicidad” y producen estados duraderos de paz y alegría.

Después de emitir el mantra, se llega a una inspiración nasal larga y silenciosa, en la que debe continuar entonando el Om, sólo que mentalmente. Esto es importante para no interrumpir el mantra.

Así, se termina con una sucesión continua de mantras verbalizados y mentales que llevan a la completa absorción del pensamiento.

Déjese respirar por el mantra, en lugar de simplemente inspirar el aire. Cierre su atención hacia el silencio de la inspiración y en cómo usted nota la vibración del mantra en ese momento.

El sonido de un mantra es mucho más que un eco mental que ocurre cuando una palabra se repite miles de veces. El sonido del mantra es una herramienta transformadora.


Te puede interesar:

Igor Igor

Profesor y escritor. Autodidacta estudioso de la Astrología, el Tarot y de las Escuelas Monásticas en la historia. Practicante de Yoga, cinéfilo y poeta. Habla con nosostros en m.me/wemystices