.
Mano de Orula, la recepción de las semillas sagradas

Mano de Orula, la recepción de las semillas sagradas

En la religión Yoruba, Orula es el nombre del primer profeta, enviado por Olodumare para controlar los nacimientos, muertes y desarrollo de los seres humanos. La Mano de Orula consiste en un rito de iniciación por el que los sacerdotes Ifá pueden revelar el destino por medio de dieciséis semillas sagradas.

Orula vivió en la tierra como profeta acompañado de los dieciséis ancestros celestiales, los cuales llevan el nombre de los Meyi de Ifá. El culto proviene de Ilé Ifé, y su nombre del Yoruba Òrúnmìlà.

Mano es la denominación que se le da a un juego de dieciséis semillas del árbol de palma. Aquellos que son considerados iniciados tienen que tener un juego de estas semillas que reciben el nombre Ikin, los Babaláwos en cambio tienen dos pares, como mínimo.

Se llama entonces la mano de Orula a la ceremonia en la que se reciben esas dieciséis semillas sagradas por medio de las cuales los sacerdotes Ifá tienen la posibilidad de revelar el destino al iniciado.

Lee también: Diloggun – la adivinación en la religión Yoruba

Importancia de la mano de Orula


mano de Orula

Cuando el iniciado participa en esta ceremonia significa que su destino le será revelado, así como su misión y sus posibilidades y debilidades. La tradición Ifá recoge que todos los seres vivos al llegar al mundo se arrodillan ante Olodumare y eligen un destino que completar en su paso por la Tierra.

Cuando ésta elección ocurre tan sólo aparece como testigo Orula, dios de la sabiduría y quien posee el oráculo de Ifá.

Antes de aproximarse a la cámara de Olodumare y mientras están con los preparativos de su viaje a la Tierra, la mayoría de la gente acude a los sacerdotes de Ifá par que le adivinen su destino. Se les recomienda entonces un sacrificio para que sus proyectos puedan desarrollarse favorablemente.

Durante la mano de Orula, en la figura, Odú, que aparece en la bandeja de adivinación, Opón Ifá, contiene todos los mensajes y consejos que el iniciado debe escuchar además de cumplir para que su vida resulte lo más conveniente posible.

Los sacrificios, denominados Ebo, que son recomendados antes de salir del Cielo hacia la Tierra deben ser cumplidos con la mayor celeridad posible. La mano de Orula le permitirá conocer cuál es su Orisha titular, que suele denominarse Ángel Guardián.

De él habrá de heredar un buen número de características y es en última instancia del que habrá de seguir los hábitos junto con su Odú patrón.

La mano de Orula es una ceremonia de iniciación donde se reciben 16 semillas sagradas con las que los sacerdotes Ifá consiguen revelar el destino.


También te puede interesar: