.
Manipura - Reconociendo el 3º Chakra

Manipura - Reconociendo el 3º Chakra

El tercero de los siete chakras principales, es designado con el nombre de Manipura (del sánscrito “lugar de las gemas” o “gema brillante”), también es conocido como chakra plexo solar o centro umbilical.   
 
Ubicado ente el plexo solar y la zona umbilical (debajo de la caja torácica), Manipura es identificado con la voluntad, la forma de procesar las emociones, la capacidad de sanación y la interacción con otros individuos y el ambiente.   
 
El 3º chakra representa el centro del ego, la autorrealización, la identificación social, la personalidad, y la afirmación de los sentimientos. Manipura es el encargado de percibir las energías que emiten otros individuos, y nos predispone a la acción, de acuerda a ellas. 
 
En el cuerpo físico, el 3º chakra rige la cavidad abdominal, el estómago, el páncreas, el bazo, el hígado, la bilis, la vesícula, la parte baja de la espalda, el sistema digestivo (excepto el recto), y el sistema nervioso.


Lee también: ¿Sabes cómo funcionan los chakras?

 

Funcionamiento del 3º Chakra


Cuando el chakra del plexo solar funciona correctamente, permite la conexión efectiva con otros sujetos y el entorno; la creación de vínculos duraderos; la aceptación y el respeto hacia sí mismo y los terceros; el uso de experiencias y emociones con carácter evolutivo; y el correcto manejo de las emociones, en situaciones de estrés.    
   
Demasiada energía en Manipura, ocasiona que se le dé excesiva importancia a las opiniones de terceras personas, incluso por encima de la propia; necesidad de aceptación exacerbada; poca estima por el autorespeto o la integridad de los otros individuos.
 
Un descenso de energía en el 3º chakra incrementa los impulsos egoístas; se piensa en la explotación de otros para lograr satisfacción; desarrollo de relaciones basadas en el interés; privilegiar la posición social sobre los valores; ansias de control, insatisfacción, depresión, irritabilidad, emociones estancadas, envidia.
 
Bloqueos en Manipura generan emociones reprimidas, desprecio por sí mismo, desorientación con respecto a su lugar en el Universo, disminución de la vitalidad, necesidad de ejercer dominio, despreocupación por la salud, fuerza personal neutralizada en momentos de conflicto, agotamiento, sensación de vacío y sentimiento de inferioridad, codicia, frialdad, adicción a estimulantes.
 


Reactivando el 3º Chakra


Para purificar y activar a Manipura, uno de los ejercicios más recomendados es recibir y contemplar la luz solar (no directamente al Sol), que es absorbida directamente por este centro de poder y estimula su funcionamiento.
 
La vocalización del mantra RAM, vinculado con el 3º chakra, es otra valiosa técnica, al igual que visualizaciones con objetos en tonos que van desde el amarillo claro hasta el dorado (colores de Manipura).
 
Con respecto al uso de la Cristaloterapia, pueden emplearse piedras como topacio, ojo de tigre, ámbar, y cuarzo citrino. Asimismo, en el ámbito de la Aromaterapia, se utilizan aceites esenciales de lavanda, canela, romero y bergamota.
 
Si se decide aplicar la esencia sobre la ubicación del chakra, recordar que en el caso de las mujeres, Manipura gira hacia la izquierda, y en sentido contrario (la derecha) para los hombres.    
 
En cuanto a otras actividades, son de tomar en consideración sesiones de yoga o trotar; buscar un mecanismo para expresar las emociones reprimidas (sin lastimarse o causar daño a otros), y romper con los hábitos rutinarios.  



Te puede interesar: