.
Maneki neko, el poderoso gato de la Buena Suerte

Maneki neko, el poderoso gato de la Buena Suerte

Uno de los amuletos asiáticos más populares en el Mundo, por sus propiedades para atraer la prosperidad y la fortuna, es el Maneki neko (nombre japonés) también conocido como Zhaocai Mao (nombre chino) o simplemente el gato (o gatito) de la buena suerte.
 
Se trata de una figura que representa la imagen de una gatito de la raza cola corta japonesa (bobtail), que aparece con una o las dos patas delanteras levantadas, y algunos símbolos u objetos propicios. Tradicionalmente era esculpido en cerámica, sin embargo, en la actualidad se emplean otros materiales.
 
A menudo, las patas levantadas del Maneki neko se confunden con una expresión de saludo, pero la verdad se trata de un gesto de llamada o bienvenida, que invita a la buena suerte a ingresar en el negocio o vivienda.

Lee también: Amuleto de Ojo de Buey para activar la buena suerte
 

La leyenda del Maneki neko


Existen diversas historias sobre el origen del Maneki neko, las cuales hacen énfasis en el carácter de protección y buena suerte que ofrece el amuleto, para el hogar de sus portadores.         
 
La leyenda más difundida, refiere que el Maneki neko nació en Japón, y es la representación de una gatita, propiedad de un humilde monje, que habitaba junto a su dueño en un monasterio de escasos recursos.
 
Un día, se suscitó una fuerte tormenta en la zona. Un hombre rico que transitaba a pie por la localidad, fue sorprendido por el mal tiempo y decidió cubrirse de la lluvia, esperando bajo un árbol frente al monasterio.
 
En ese momento, la puerta del monasterio se abrió y apareció la gatita del monje quien levantó las patas llamando al hombre, o así lo percibió aquel. Mojado y curioso, el sujeto obedeció la llamada de la gata, y dejo el árbol para entrar al santo lugar.
 
Nada más llegar al umbral del monasterio, un rayo cayó sobre el árbol donde había estado parado el hombre, volviéndolo cenizas. Asombrado, el hombre rico donó parte de su fortuna a los monjes, en agradecimiento a la señal de la gatita.
 
En el monasterio nunca volvió a existir la escasez, y cuando la gatita murió, al cabo de muchos años, fue honrada su memoria con la creación de una figura que la representa, con su peculiar gesto de llamada: el Maneki neko. 
 

Los símbolos del Maneki neko


Como la mayoría de los amuletos, el Maneki neko tiene su propia simbología relacionada con la función que realizará en el hogar o negocio, sus gestos, colores y elementos que lo acompañan.
 
Si el gato de la buena suerte, tiene levantada la pata izquierda se dice que atrae las visitas o clientes; mientras que si levanta la derecha es sinónimo de buena suerte y prosperidad. Si tiene ambas patas (delanteras) levantadas indica protección.
 
Por otra parte, un Maneki neko tricolor es considerado el mejor imán de la buena suerte; y si es de color blanco atrae las buenas noticias.

Otros colores se asocian con facetas de la vida igualmente importantes:
  • verde (salud, seguridad, estudios);
  • azul (sueños cumplidos);
  • rojo (protección);
  • negro (desterrar la negatividad);
  • rosa (amor);
  • amarillo (riqueza);
  • dorado o plateado (buenos negocios);
  • violeta (sabiduría).     
 
Algunos de los objetos propicios que suelen acompañar la figura del Maneki neko son:
  • el Koban (moneda antigua japonesa, simboliza la riqueza);
  • un cascabel alrededor del cuello (para alejar los espíritus impuros);
  • mazo o martillo (para atraer el dinero);
  • pez carpa (abundancia);
  • una cuenta o bola de cristal (sabiduría);
  • y un babero (protección para niños y enfermos).
 
No todas las figuras del Maneki neko portan la totalidad de los objetos propicios, pueden presentarse con uno, tres o más de ellos; sin embargo, esto no disminuye su eficiencia como amuleto.


 

¿Dónde colocar el Maneki neko?


Si decides comprar un Maneki neko para tu hogar, negocio o ya posees uno, toma en consideración que la tradición señala que mientras más alta esté la pata de la figura en su gesto, desde más lejos atraerá la suerte.
 
Asimismo existen imágenes del gato de la buena suerte con una pata móvil (oscilando hacia adelante y hacia atrás); y otras que presentan un grupo de Maneki neko unidos, pero con diferentes patas levantadas (algunos la izquierda y otros la derecha).
 
El lugar más idóneo para colocar el Maneki neko es con vista hacia la entrada de la casa o negocio, a fin de que pueda ejercer su función de llamar a los visitantes y la buena fortuna, y recibirlos a su llegada.
 
Otros espacios del hogar o negocio  no están vetados (o prohibidos), pero la entrada principal es la zona de mayor influencia para el amuleto. Estancias donde se reciban invitados con frecuencia o salas de estudio, también puede considerarse como espacios favorables para el Maneki neko.   


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes