.
¿Cómo influye la luna en la nutrición?

¿Cómo influye la luna en la nutrición?

Los especialistas en Astrología Médica sostienen que, al estar el cuerpo humano constituido por cerca de un 65% de agua, somos propensos a la influencia lunar, de la misma forma que la fuerza gravitacional de la Luna incide en el comportamiento de las mareas terrestres.

Para la Astrología Médica, la Luna indica el equilibrio del nivel de agua en el cuerpo del individuo, el funcionamiento de los procesos fisiológicos y las situaciones relacionadas con el embarazo, en el caso de las mujeres.

La astrología moderna nos enseña que la Luna se identifica con las necesidades emocionales, la forma como nutrimos el alma. En este sentido, también ofrece indicaciones importantes sobre la relación con los alimentos físicos.

Las fases lunares indican períodos propicios para iniciar distintos tipos de dieta; mientras que los signos zodiacales  por los que pasa la Luna, en su recorrido mensual, señalan los momentos en que el cuerpo procesa mejor los nutrientes.

Lee también: Utiliza el poder de la luna en tratamientos de belleza

La Luna en la nutrición


Es importante señalar, que seguir este tipo de indicaciones no reemplaza en ningún momento la asesoría que puede suministrarte un profesional, en materia de nutrición.

No se trata de sustituir a uno por el otro, sino de apoyar la información que te proporcione el especialista en nutrición, con el propósito de atender a tu cuerpo de forma holística, tomando en cuenta las energías disponibles.

Por ejemplo, el nutricionista te recomienda una dieta para ganar peso, para ello puedes poner en práctica el plan de nutrición, que fue diseñado para ti, a partir de la próxima Luna Creciente.

Esto se debe a que la Luna Creciente es un momento para almacenar energía, y fomentar los procesos de equilibrio. Si la fase lunar creciente sucede, en un signo de Tierra (Tauro, Virgo, Capricornio), el efecto se potenciará.

 

Luna en la nutrición: en dieta con la energía lunar


Una vez acudas a la consulta con el profesional de la nutrición, y recibas la información pertinente, basada en tu condición física actual, puedes poner manos a la obra, compaginando tu objetivo con la fase lunar correspondiente.

Si deseas perder peso, inicia la dieta en Luna Menguante, dado que se trata de la fase en que nuestro satélite natural comienza a perder brillo y lo asumimos (simbólicamente) como una disminución energética.

Los procesos depurativos, ayunos y desintoxicación, se sugiere llevarlos a cabo durante la Luna Nueva, fase en que la Luna se prepara para resurgir con todo su potencial, purificando su energía.

Durante la Luna Llena, es conveniente fijarse en que los niveles de hidratación corporal se mantengan altos. Y como ya fue mencionado, si lo que quieres es ganar peso, inicia tu plan nutricional en Luna Creciente.


Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.