.
La Llama Violeta Transmutadora

La Llama Violeta Transmutadora

La séptima de las siete poderosas llamas o rayos de la Metafísica, que representan manifestaciones del Poder Divino, es la Llama Violera, también llamada rayo violeta, llama transmutadora, llama liberadora llama consumidora y llama del perdón.
 
El verbo transmutar puede ser interpretado como la acción de propiciar un cambio o transformación; de allí que al invocar el poder de la Llama Violeta (como fuerza positiva), promovemos la evolución espiritual y personal.  
 
A la Llama Violeta se le considera la fuente de la humildad, el perdón, la libertad, el orden y la misericordia. Igualmente se le atribuye la propiedad de transmutar el karma negativo, e impulsar la restauración energética en el individuo.
 
Los practicantes de la Metafísica creen que la Llama Violeta se originó a partir de la fusión de la Llama Rosa y la Llama Azul (o Rayo Azul), con el propósito de ayudar a la humanidad a transformar el karma individual y colectivo.
 
Se dice que el único requisito indispensable para trabajar con la Llama Violeta, es estar dispuesto a perdonarte, y perdonar a aquellos que te han ofendido o maltratado (de acuerdo a tu propio entender).
 
El principio de la Llama Violeta es transformar el rencor en amor, liberando la energía (y emociones) asociadas a situaciones negativas. Cuando te abres al perdón, inicias el ciclo de sanación espiritual y emocional.

Lee también: Los poderosos 7 rayos de la metafísica  


Los Guardianes de la Llama Violeta


Al igual que otras manifestaciones del espectro de las llamas, la Llama Violeta puede ser invocada en cualquier momento de necesidad; sin embargo, alcanza su mayor nivel vibracional los días sábados.        
 
Existen entidades asociadas al poder de la Llama Violeta como guardianes y maestros ascendidos, entre ellos figuran los ángeles de la llama; y el Conde Saint Germain (director de la llama y maestro ascendido).      
 
Igualmente, están presentes los elohim de la Llama Violeta, Arturus y Diana; y los arcángeles Zadquiel y Humildad (nombrada Amatista, por algunos autores). El Arcángel Zadquiel es conocido como el sanador del alma, quien ayuda a disolver las perturbaciones negativas desde el origen.
 
A continuación una sencilla invocación al Arcangel Zadquiel, publicada previamente por WeMystic, en un artículo anterior:
 
"Invitamos a nuestra vida la presencia del Arcángel Zadquiel y su Llama Violeta Transmutadora. Que ayude a sanar nuestra alma, liberándonos del peso de los rencores y otras emociones negativas. Que disuelva todo aquello que nos perturba, desde su origen, y nos inunde de alegría. Agradecemos su misericordiosa presencia transformadora en el mundo. Amén."

 

¿Cómo usar la Llama Violeta?


Los decretos, afirmaciones, oraciones y mantras para utilizar la Llama Violeta, varían de acuerdo a la escuela metafísica que imparta la enseñanza, y la afinidad del estudiante con la práctica.
 
La Llama Violeta puede invocarse en cualquier momento, pero está recomendada para situaciones en la que se perciba el ambiente pesado, cargado de negatividad, o se sientan emociones de bajo nivel (envidia, rencor, ira).
 
Asimismo, puedes utilizarla en momentos que quieras trabajar el perdón (hacia ti mismo o terceras personas), cuando te cuesta aceptar el perdón de otros, o deseas colaborar en la limpieza del karma negativo (individual o colectivo).  
 
Una de las formas más conocidas de activar la Llama Violeta, consiste en decir el decreto o mantra “YO SOY LA LLAMA VIOLETA TRANSMUTADORA Y LA LEY DEL PERDÓN”, repitiéndolo en varias oportunidades.
 
Otro método consiste en visualizar un pilar, manto o nube de color violeta (brillante y cristalino/ no opaco) envolviéndonos completamente (de la cabeza a los pies) o inundando el lugar donde estamos, para transformar una situación negativa en positiva, trayendo el orden y el perdón.
 
También puede visualizarse como una llama que arde sin quemar, o un rayo que ilumina el entorno. Es recomendable, solicitar la presencia de los guías y protectores personales para que acompañen el proceso de invocación a la Llama Violeta, y una vez terminado el proceso, agradecer su asistencia.    
 

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.