.
La llama verde de sanación divina

La llama verde de sanación divina

En el estudio de la Metafísica Cristiana, existen sietes rayos o llamas de colores que representan las distintas cualidades inherentes al Poder Divino: Fe (Fuerza), Sabiduría, Amor, Pureza, Sanación, Provisión, y Transmutación (Transformación).

La sanación divina se manifiesta a través de la llama verde, la quinta de las siete llamas metafísicas. La invocación de esta presencia trae consigo curación, consagración, concentración, verdad, paciencia y perseverancia.

El poder de esta llama es utilizado para trabajar por la sanación física y espiritual (para nosotros o terceras personas), solicitar mayor concentración en las tareas que realizamos, y ampliar nuestro marco mental.

La llama verde es fruto de la combinación de la llama amarilla (Sabiduría) y la llama azul (Fe/Fuerza), por lo que reúne las cualidades contenidas en estas manifestaciones del poder divino.

Lee también: Los poderosos 7 rayos de la metafísica

¿Cómo usar la llama verde?


Puedes activar el poder de la llama verde en tu vida, mediante el enunciado de decretos simples. Por ejemplo: “YO SOY LA LLAMA VERDE. YO SOY LA SALUD DIVINA Y PERFECTA”.

Puedes acompañar este mantra metafísico, con el encendido de una vela color verde. El día más propicio para realizar este pequeño ritual, son los jueves, por ser el período de mayor concentración energética para la llama verde.

Sin embargo, esto no es limitativo, y puedes invocar el poder de la llama verde siempre que lo consideres necesario, para acompañar procesos de sanación interna y externa, que estés experimentando.

Otra forma de beneficiarte con el poder de la llama verde, es aplicando técnicas de visualización. Para ello puedes proyectar la imagen de una llama o rayo verde, que te envuelve por completo, o se concentra en la zona de la dolencia.

Importante: si deseas practicar este tipo de visualizaciones sobre una tercera persona, es preciso que primero te cubras a ti mismo con un halo o círculo de luz blanca impenetrable, y solicites autorización a los guías y protectores de la persona convaleciente, para utilizar la llama verde en ella.

Los guardianes de la llama verde


La manifestación de las llamas o rayos es acompañada por la presencia de espíritus angelicales y maestros ascendidos. En el caso de la llama verde, el director de la llama es el maestro Hilarión.

Asimismo, están presentes los ángeles de la llama verde, seres de luz, los elohim Vista y Cristal, y los arcángeles Rafael y Paciencia.

El Arcángel Rafael es una hermosa presencia de luz, que nos ayuda a trabajar con nuestra sanación física y espiritual, purificándonos, además de facilitar el contacto con la Madre Tierra, la Naturaleza y todas las criaturas sintientes.

A continuación una pequeña plegaria para solicitar la protección de San Rafael Arcángel, publicada previamente en WeMystic:

“Invitamos a nuestra vida la presencia del Arcángel Rafael y su Llama Verde de Sanación. Que nos ayude a alcanzar el bienestar físico, balancear nuestras emociones, y disolver las causas de las enfermedades, en nuestro cuerpo y pensamientos.

También solicitamos su apoyo espiritual para todas aquellas personas que se encuentran en período de convalecencia. Agradecemos su presencia sanadora en el mundo. Amén.”


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.