.
Las 4 Leyes de la Espiritualidad

Las 4 Leyes de la Espiritualidad

Existen 4 preceptos o Leyes de la Espiritualidad, que son compartidas en la India como consejos para la vida cotidiana y el Camino a la Iluminación, basados en la aceptación (no resignación), la conexión con la Divinidad y la comprensión de la existencia, en términos de causalidad y no casualidad.

El maestro de filosofía Vedanta, Swami Parthasarathy (1927), señala que:

“si estas leyes llegan a tu vida ahora, es porque estás preparado para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado. Una vez que empiezas a analizar lo que ha pasado en tu vida, desde esta ley, tu actitud frente a las circunstancias será diferente”.

Estudiar las Leyes de la Espiritualidad de la India, ayuda a mantener una actitud más positiva ante los acontecimientos, descansar de las presiones autoimpuestas y agradecer todas las experiencias, incluso aquellas que generan dolor o contraste, pues todas traen consigo un fragmento de la Sabiduría Divina.

Lee también: 9 frases de espiritualidad para reflexionar


Conociendo las Leyes de la Espiritualidad



Primera Ley de la Espiritualidad

La primera de las Leyes de la Espiritualidad indica que “La persona que llega a tu vida, siempre es la persona correcta”. En este punto no hay que suponer que existe un margen de error: aquellas personas con las que estableces vínculos están allí para enseñarte algo importante.

Incluso los individuos con los que tienes un breve contacto, los que te causan antipatía o han participado en una experiencia dolorosa para ti, están allí como maestros, dispuestos a develar tus cualidades y los puntos que debes superar para brillar con todo tu potencial.


Segunda Ley de la Espiritualidad

“Lo que sucede, es la única cosa que podría haber sucedido”. La segunda de las 4 Leyes de la Espiritualidad en la India, te invita a dejar de martirizarte y castigarte con los “y si hubiera”.

“Y si hubiera dicho”, “y si hubiera hecho”, son pensamientos que restan energía a tu presente y te llenan de sentimientos de culpa y frustración. El secreto de esta ley es aceptar que aquello que pasó, fue lo mejor para nuestro crecimiento personal y espiritual.

 


Tercera Ley de la Espiritualidad

La tercera de las Leyes de la Espiritualidad enseña que “Cualquier momento en el que algo comience, es el momento correcto”, lo que puede traducirse como el dicho común “El Tiempo de Dios es Perfecto”.

Evita presionarte excesivamente por lo sucedió o lo que sucederá, el presente es tu momento. Con esto no quiero decir que abandones tus metas a la suerte (con la premisa de que lo que será, será).

Trabaja por lo que deseas, pero no coloques más peso del necesario sobre tus espaldas. Recuerda: toda acción genera una reacción.


Cuarta Ley de la Espiritualidad

La última de la 4 Leyes de la Espiritualidad, pero no la menos importante, dice: “Cuando algo termina, termina”. No te aferres a las posesiones, las situaciones e incluso las personas.

El apego lesiona tus emociones y tu espiritualidad, impulsándote a crear relaciones y patrones tóxicos de dependencia.

Es difícil afrontar las pérdidas de cualquier tipo, sin embargo, ten presente que el verdadero amor no asfixia ni aprisiona, y si no confías en que aquello que perdiste volverá a ti de una forma u otra, estás mostrando desconfianza en la Providencia Divina. Acepta el aprendizaje y libérate.

Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.

 
Artículos más recientes