.
La leyenda de Quetzalcóatl

La leyenda de Quetzalcóatl

Quetzalcóatl es considerada una de las deidades de mayor arraigo en la civilización prehispánica que lo consideran alguno como una leyenda y otros como un hombre que existió. Quetzalcóatl  tiene su origen en dos significados, el primero por el origen de la palabra “Quetzal” que implica ave de hermoso plumaje y “Coatl”, traducido como serpiente emplumada.
 
Quetzalcóatl fue venerado por las culturas aztecas, toltecas, olmecas, mayas y mixtecas.
 
Su gran propagación se debió a la marcada referencia entre las aguas pluviales y las terrestres, que se traduce como el origen del mundo. De acuerdo a la tradición, al finalizar el proceso de creación del mundo, tanto dioses como humanos se mostraron satisfechos.

Lee también: Leyendas de Fantasmas: La Sayona

El único que no estaba en armonía era el Dios Quetzalcóatl  que consideraba que los humanos se encontraban bajo el poder de los dioses. Por ese motivo, decidió convertirse en humano para otorgarles conocimiento, propio de los seres humanos.
 
Al bajar a la tierra en forma de humano, se asentó en Tollan, ubicado actualmente en la ciudad de México. Quetzalcóatl  prometió a los pobladores que, mientras que estuviera en el lugar, la ciudad estaría siempre floreciente sin peligro alguno. Rechazó en todo momento los lujos y los tratos desiguales.

Enseñó a la comunidad a cultivar la tierra, trabajar las piedras, estudiar la astronomía y la escritura. De igual forma, fomentó la adoración a los dioses y eliminó los sacrificios humanos. También instituyó una orden de doncellas cuya misión fue la limpieza y adecuación de los templos.


 

Diferencias entre las deidades de Tezcatlipoca y Quetzalcóatl


El hermano de Quetzalcóatl es conocido como Tezcatlipoca, no estaba satisfecho con estas acciones. Decidió disfrazarse de anciano y darle a probar a Quetzalcóatl una bebida embriagante que le llevó a tener relaciones sexuales con una sacerdotisa.

Quetzalcóatl sintió que había deshonrado a Tollan y decidió navegar con rumbo a donde el sol se aculta, no sin antes prometer regresar para tomar venganza por la traición.



Relación con la conquista española 

Casualidad o no, el año de 1519 en el que desapareció Quetzalcóatl, coincidió con la llegada de los colonizadores españoles justamente por el mismo punto en el que se apartó. Quetzalcóatl era apreciado como de contextura fuerte, blanco con barba, muy semejante a la tipologóa de los vikingos de la época.

Los aztecas confundieron al propio Hernán Cortés, primer colonizador, con este Dios, por su armadura y vestimenta. Esa similitud les llevó a entregarse  a quienes venían con la intención de obtener oro y riquezas, llegando incluso a pretender exterminar una valiosa civilización.


Te puede interesar:

Laura Laura

Comunicadora social, especialista en Medios Digitales y Marketing. Amante de la escritura y la buena energía que emana de las personas. El equilibrio siempre está en el interior.

 
Artículos más recientes