.
Ley del Mentalismo y el poder de la mente

Ley del Mentalismo y el poder de la mente

La primera de las siete Leyes Herméticas es la Ley del Mentalismo que trata de dos aspectos muy importantes: el Todo y la Mente. Estas leyes fueron desarrolladas por Hermes Trimegisto, el tres veces grande, en su libro el “Caibalion”.

Este filósofo, personificado según muchos, en el dios Thot, nos apunta en su obra las siete leyes universales o los 7 principios básicos que rigen el Universo.

Lee también: Los poderosos 7 rayos de la metafísica

La Ley del Mentalismo, todo es mental, el universo es Mental


La Ley del Mentalismo, todo es mental, el universo es Mental

Desglosando la idea de la Ley del Mentalismo se puede decir que el Todo, según el Hermetismo es un nivel superior, es lo que se podría denominar Dios, lo que es, el Ser no definido, lo innombrable, aquello que está en todos y en todo y que no se puede captar con el Yo terrenal.

Por otra parte la Mente, es aquello que observa a la conciencia, es la profundidad de la conciencia. El Universo forma parte de la creación Mental del Todo. Somos como un sueño, generado en un abrir y cerrar de ojos de un Creador.

Todo lo que vemos y formamos lo hacemos con nuestra mente, es ella la creadora de las realidades, son como hologramas que vamos definiendo en un plano mental.

La Ley del Mentalismo para alcanzar lo que queramos


La Ley del Mentalismo para alcanzar lo que queramos

Si vivimos lo que pensamos, creemos y sentimos, y si nuestra “realidad” se establece de acuerdo a todo lo anterior. Si todo es mental, entonces podríamos transformar todo lo que queramos de acuerdo a nuestra mente, moldearla según nuestros pensamientos y ayudados además, con el conocimiento de las otras leyes herméticas.

Veamos esto con más profundidad. Si todo es mental, si todo lo creamos con nuestra mente, si todo lo que hemos obtenido o lo que hemos perdido, previamente lo hemos concebido en nuestra mente.

Si una persona sufre, se esfuerza, fracasa y otra es feliz, su vida es extraordinaria y exitosa. Si acontece aquello podemos afirmar que la diferencia está en lo que han concebido previamente, en su manera de pensar, de sentir, de actuar, de vivir.

La diferencia está en su mente. Piensa positivo y te pasarán cosas positivas, habla positivo y atraerás acciones positivas. Piensa negativo y la naturaleza te devolverá energías negativas. Así se va configurando la vida de cada individuo según la Ley de Mentalismo, todo es mental.

Si quieres un cambio positivo en tu vida, empieza por concebirlo en tu cabeza, desarrolla el pensamiento positivo, renueva tu mente, atrae las energías que quieras con tu mente, con tu forma de pensar.

Esta ley nos dice que todo es mente y que de los cientos de miles de pensamientos que tenemos al día, tenemos que inclinar la balanza a que sean pensamientos positivos. Cuántos pensamientos al día tienes de ira, rabia, rencor, envidia, celos, tristeza, miedo, etc.

Muchos pueden ser útiles para afrontar situaciones de injusticia y sacar fuerzas para luchar, pero si se quedan adheridos y no logras ir más allá terminarán por contaminar tu mente.

Si enfrentas hasta los mínimos problemas con un pensamiento positivo, tu vida cambiará y podrás alcanzar todo lo que tu mente se proponga.


Te puede interesar: