.
Lazos kármicos. Descubre más sobre las vidas pasadas y sus energias.

Lazos kármicos. Descubre más sobre las vidas pasadas y sus energias.

Los lazos kármicos son los nexos o conexiones energéticas que un individuo trae consigo de existencias anteriores (vidas pasadas), y pueden relacionarlo con terceras personas y algunos lugares, en vida presente.

Para las personas que poseen desarrollada la cualidad de la videncia, los lazos kármicos pueden percibirse, a través del nivel astral (o etérico), como cordones o cintas que atan al sujeto con otras presencias o espacios.

Se utiliza el término “presencias” porque los lazos kármicos pueden unir al individuo con personas vivas (generalmente miembros de su grupo familiar, pareja o amigos) o espíritus desencarnados.

Igualmente, como ya se refirió, los lazos kármicos pueden atar a una persona con un determinado lugar; frecuentemente se trata de una casa, pero también puede ser una región, un país o un sitio que se considera especial.

El detonante para la creación de lazos kármicos es el amor, canalizado mediante promesas o juramentos, lo que en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) es conocido como votos.

Lee también: ¿Qué es la familia de Almas?

Los votos y los lazos kármicos


Los votos realizados en vidas pasadas, pueden perjudicar el desenvolvimiento de las cualidades del alma, en la vida actual.

Existen votos de distintos tipos:

  • Amor;
  • Enfermedad;
  • Pobreza, etc.

Por ejemplo, una persona tuvo una existencia (anterior) dedicada a acumular riquezas y, al final de esa vida, nota que se encuentra solo, porque perdió la oportunidad de cultivar amor, familia y relaciones sociales.

Antes de morir, ese individuo puede llegar a la conclusión de que fue apartado del amor por causa del dinero (obviando su responsabilidad), asumir una falsa creencia y establecer un voto de pobreza.

El voto contendría la promesa de no acumular riquezas, porque ello imposibilita el amor. En la siguiente existencia, el individuo rechazaría oportunidades financieras y viviría rodeado de deudas.

Esto responde a que, a nivel inconsciente, el sujeto mantiene activo y perpetua el voto de pobreza, perjudicándose a sí mismo y su entorno. Lo mismo sucede con los votos de amor y los lazos kármicos.

Sanación de los lazos kármicos


Las lecciones de los lazos kármicos

Cuando prometemos estar con los seres queridos, protegerlos, apoyar a los amigos en cualquier circunstancia, encontrarnos en x lugar o señalar que solo fuimos felices en un determinado sitio, creamos votos de amor y lazos kármicos, que pueden activarse a pesar del tiempo y el espacio.

El problema es que estas energías generan interferencias con la vida actual, creando apegos, dependencia excesiva, desgaste energético y emocional, situaciones repetitivas, bloqueos y falta de libertad de acción.

La reacción natural es alejarse de lo que produce estas sensaciones o cortar con cualquier vínculo; sin embargo, la sanación real de los lazos kármicos está basada en el amor incondicional y no en la violencia.

No se trata de aguantar los malos tratos o asumir los lazos kármicos como un castigo, sino de aprender de las lecciones pasadas y obtener la liberación, a través de la aplicación del perdón.

En este sentido, puedes trabajar individualmente la sanación de los lazos kármicos a través de la invocación de la Llama Violeta Transmutadora, la Llama Rosa del amor divino y  el uso de decretos para la paz interior.

Asimismo, puedes encontrar asistencia con especialistas certificados en TRE, Lectura de Archivos Akáshicos, Reiki y Radiestesia, entre otras terapias alternativas espirituales.


 Te puede interesar: 

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices