.
Cura tu cuerpo y espíritu con hierba de lavanda

Cura tu cuerpo y espíritu con hierba de lavanda

La lavanda tiene múltiples usos. Sirve como medicina alternativa para sanar el cuerpo pero también es una hierba que cura el espíritu y protege a su portador de energías negativas, envidias e incluso hechizos.

Desde épocas romanas, la lavanda era utilizada en cuestiones esotéricas. Se cree que esta planta, que usualmente es empleada en lencería por su penetrante olor, promueve la calma, ahuyenta las tinieblas, atrae la buena suerte e incluso el amor.

Si buscas un escudo para las bajas vibraciones, confecciona una bolsita de tela blanca y mete dentro hojas secas de lavanda.

Llévala contigo o déjala debajo de tu almohada para protegerte de los celos, el odio y el pesimismo. También será tu amuleto para alejar demonios o trabajos de brujería.

Este saquito además te ayudará en aspectos amorosos. Entre los poderes mágicos que se le atribuye a esta plana milenaria resalta la atracción del hombre o la mujer de tu vida. Perfumar cartas de amor con lavanda encanta especialmente al sexo masculino.

En espacios físicos, el empleo de ella es parecido. Solo debes procurar colocar un arreglo floral con lavanda justo dónde desees neutralizar cargas.

Su presencia llenará tu hogar de un aroma relajante y sin percatarte impactará en el fortalecimiento espiritual y la transformación de energías.

Dale un uso medicinal a la lavanda


lavanda

Calma el sistema nervioso y alivia los dolores físicos. El poder de este arbusto silvestre mediterráneo también le abre camino a la medicina alternativa actual.

Con los aceites y las ramillas secas puedes hacer baños, infusiones o tratamientos directos en la piel.

Si esparces esencia de lavanda sobre ti, en aceites o jabones, acciona contra problemas respiratorios y pulmonares. Alivia la tos, el asma, la neumonía y la gripe.

Aunque también funciona como antiséptico en el caso de heridas, llagas, úlceras y quemaduras.

Con su presentación en granel puedes hacer té de lavanda. Él combate el estrés, la angustia y la hiperactividad. En tu organismo, intervendrá como un calmante e incluso como digestivo. Utilízalo en pocas cantidades porque su sabor suele ser amargo.

Los masajes con su extracto son útiles para aliviar dolores musculares. Mezcla cuatro gotas con un poco de aceite de almendras y frota el área afectada.

El olor y la composición influirán en ti para que por la noche tengas un sueño reparador. Si sufres de insomnio, esta es la mejor cura natural.


Te puede interesar:

Naylett Naylett

Periodista y Community Manager con experiencia en periodismo impreso y digital. Amante de la poesía. Fiel creyente de que el Universo conspira para cumplir tus pensamientos. Habla con nosostros en m.me/wemystices