.
5 ladrones de energía contra los que debes luchar

5 ladrones de energía contra los que debes luchar

La experiencia de sentirse sin energía, no es ajena para la mayoría de las personas. En ocasiones son simplemente las secuelas de una actividad física o mental extrema, pero también pueden ser obra de los ladrones de energía.

Este término hace referencia a situaciones y personas que absorben la carga energética del individuo, dejándolo sin fuerzas y con una creciente sensación de desánimo y extenuación, que parece incrementarse día a día.

Lee también: Activa la energía con la flor de la vida

Conoce los principales ladrones de energía


A continuación conocerás los 5 ladrones de energía, que pueden causar verdaderos estragos en tu vida (si se los permites).

Descúbrelos y lucha contra ellos y el agotamiento que producen.

ladrones de energía

Personas tóxicas

Los ladrones de energía por excelencia, las personas tóxicas son aquellos individuos que únicamente se acercan a ti para compartir emociones y pensamientos negativos (miedos, rencores, calumnias, envidia, tragedias, y prejuicios).

No quiere decir esto que no apoyes a tus amigos o familiares, en un momento de dificultad, pero hay una diferencia entre algo temporal y un patrón de conducta.

Generalmente, puedes identificar a las personas tóxicas para tu energía, porque al terminar de hablarles  te sientes agotado y sin fuerzas.

Marca distancia con estos individuos, y acércate a aquellos que aporten ideas positivas y motivación en su vida. Puedes sostener el espacio energético de una persona, escuchando sin participar en el espiral de negatividad.

Si has notado, que puedes ser tú una persona tóxica, es momento de analizar tus prioridades, romper viejos programas y replantear tus objetivos, con mejor disposición.

Desorden

Nada absorbe más energía que un lugar desordenado, o lleno de objetos acumulados que ya no utilizas. Organiza tus espacios, y regala aquello que no uses, y se encuentre en buenas condiciones.

Sincérate contigo mismo y deshazte de trasto viejos que sabes que no volverás a emplear. Recuerda que lo que está afuera, es un reflejo del interior.

Rencor

Uno de los más terribles ladrones de energía, el rencor drena el alma y absorbe tu energía, además de hacerte desperdiciar tiempo y esfuerzo en pensamientos inútiles, y generalmente cargados de gran negatividad.

Por el contrario, practicar el perdón te recarga, conectando con la Fuente Divina de Amor y Compasión. El perdón es una decisión liberadora y un camino que te pertenece, nadie puede elegirlo por ti.

Esto no quiere decir que permitas la entrada a personas que te hicieron daño, y sabes que tienen la intención de continuar haciéndolo.

Rompe el ciclo y el poder que tienen sobre ti, reconociendo el aprendizaje que te brindo la experiencia y perdonando, por tu propio bienestar.

No adaptarse a los cambios

Cuando no aprendes a fluir con las altas y bajas de tu vida, asumes una posición de resistencia. Ten presente que los cambios continuarán suscitándose, y mientras más te aferres, más energía necesitarás para no moverte.

Haz uso de tu creatividad, y permítete ser flexible. Esto también aplica para aquellas tareas que te desagradan, pero tienes el deber de hacerlo. Es preferible no comprometerse o delegar la función.

En caso de que sea ineludible, asúmelo con tu mejor estado de ánimo, tienes la habilidad para superarlo y aprender algo nuevo en el camino.

Deudas pendientes

Las finanzas son un tema de preocupación constante, y por lo tanto uno de los ladrones de energía más difíciles de eludir. Se responsable con tus recursos y paga tus deudas a tiempo, eso te brindará la tranquilidad que necesitas.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología.