.
Kwan Yin, la diosa de la compasión y la misericordia

Kwan Yin, la diosa de la compasión y la misericordia

Kwan Yin es la deidad china de la compasión y la misericordia, una figura inmortal que representa lo femenino y  está vinculada con  Avalokiteshvara, el Bodhisattva de la Compasión en el Budismo Tibetano.

En este sentido, no se trata de una diosa de acuerdo con los parámetros occidentales, sino de un ser que alcanzó la Iluminación y desea compartirla con el resto de las criaturas sintientes.

Una antigua leyenda budista, refiere que Avalokiteshvara hizo el voto de no descansar, hasta que todos los seres fuesen liberados del ciclo del Karma y alcanzaran la iluminación.

El buda Amitabha, conmovido por la decisión de  Avalokiteshvara, lo dotó con once cabezas y mil brazos, para que pudiera escuchar las plegarias de todos los suplicantes y prestarles apoyo.

Al igual que Avalokiteshvara, Kwan Yin renunció a entrar a los cielos, mientras existieran criaturas atrapadas en el ciclo de vida, muerte y renacimiento (Samsara), que necesitarán encontrar la Iluminación.

La compasión que caracteriza a esta deidad (y que recuerda a otras Madres Divinas como la Virgen María), está presente en la traducción de su nombre completo Kwan Shi Yin (“la que oye los lamentos del mundo”).

Es invocada por sus fieles para solicitar comprensión en momentos de turbación y tristeza; protección sobre mujeres embarazadas, niños y ancianos; y resguardo contra peligros del agua y el fuego.

Kwan Yin simboliza el perdón, la paz interior, la bondad, la piedad, la misericordia, y la sabiduría. Su energía divina y sanadora no discrimina a la hora de prestar auxilio, a quien la invoque en busca de consuelo.

El mantra de Kwan Yin


kwan yin

Una de las formas de invocar la protección de Kwan Yin es a través del mantra sagrado Om Mani Padme Hum, estrechamente ligado con Avalokiteshvara, el Bodhisattva de la Compasión en el Budismo Tibetano.

De acuerdo al líder espiritual, las 6 silabas de la plegaria están relacionadas con los 6 paramitas del Budismo Mahayana: Meditación, Paciencia, Disciplina, Sabiduría, Generosidad y Diligencia.

La práctica y observación de estas 6 virtudes (o paramitas), garantiza la purificación del karma acumulado.

Kwan Yin en la Metafísica Cristiana


En el estudio de la Metafísica Cristiana, Kwan Yin es considerada uno de los Maestros de la Llama Violeta Transmutadora, el séptimo rayo divino portador de la Ley del Perdón.

De la misma forma se le invoca como integrante del Tribunal Kármico, la instancia espiritual que analiza las acciones realizadas por cada alma en su anterior existencia, y antes de la próxima encarnación.

Los miembros del Tribunal Kármico  verifican la impartición de la justicia divina, de acuerdo con el comportamiento presentado por el alma, y las lecciones que precisa aprender en el camino de la evolución.

Trabajar con Kwan Yin, es quizás una de las actividades más reconfortantes en la Metafísica, dado que su energía vibracional nos induce a abrir el corazón hacia sentimientos de amor, paz, compasión y perdón.

En el libro Decretos de las Altas Esferas de Luz Volumen I y II (2015), la escritora y canalizadora Kayowa Auadawa, presenta el siguiente Decreto del Amor Compasivo, dirigido a Kwan Yin:

Madre Kwan Yin, invoco tu corazón de loto, dame la Compasión y el Perdón en esta hora, redime mis faltas, suaviza mi sendero y envía a tus Ángeles de Puro Amor Violeta para que no sienta que me cubre la tristeza y el desaliento.

Transforma ahora toda sombra en Luz y dame el perfume de tu esencia para purificar mi corazón redimido ya en la radiación de tu amor.

¡Yo Soy la Compasión infinita de tu propio corazón!

Amén.


Te puede interesar:

Westalia Westalia

Comunicadora social y escritora, es practicante de Tarot Transpersonal y Astrología Kármica. Ha recibido formación en Terapia de Respuesta Espiritual (TRE) y Canalización Espiritual. Apasionada por la fotografía, los viajes, la meditación, el cine y la mitología. Habla con nosostros en m.me/wemystices