.
Jerarquía Angelical: Virtudes

Jerarquía Angelical: Virtudes

La jerarquía en la que están divididos los ángeles se conoce como angeología y gracias a ella conocemos las distintas clasificaciones que existen entre las criaturas celestiales. Entre ellos encontramos tres jerarquías.

La primera estaría compuesta por Serafines, Querubines y Tronos, la segunda por Dominaciones, Virtudes y Potestades y la tercera por Principados, Arcángeles y Ángeles.

Lee también: Jerarquía angelical: serafines  
 

Segunda jerarquía: gobernando el cielo


Las virtudes, al igual que las Dominaciones y las Potestades son considerados como los ángeles encargados de gobernar el cielo, siendo responsables del orden del universo.

En el caso de las virtudes tienen el deber de regular los actos de los ángeles inferiores, pero también tienen como misión supervisar el comportamiento de las personas, inspirándolas y dotándolas de confianza para hacer el bien.
 
En la tradición cristianas las Virtudes son consideradas como los ángeles que presidieron la Ascensión de Jesús a los cielos.
 

Virtudes: rayos de luz


Las virtudes suelen ser conocidas como rayos de luz por tres razones. La primera de ellas es porque en su misión está intrínseca la capacidad de aportar luz a la humanidad, la segunda está directamente relacionada y es que son los ángeles que más capacidad tienen para transmitir energía divina en los momentos en los que se necesita.

La última es que , cuando alguien les invoca, acuden a la llamada a la velocidad de la luz.

 
 

Dones de las Virtudes

En la mitología cristiana suele decirse que Dios envía a las Virtudes para ayudar a una persona o un grupo de ellas cuando hacen un esfuerzo por ser mejores dejando atrás las razones que les hacían obrar mal.

De esta forma las Virtudes actúan como ángeles de apoyo y supervisión, ángeles que les aportarán la fuerza necesaria para continuar en el camino de la superación.
 
Por ello es común que se las invoque en momentos en los que se necesita de un extra de disciplina, constancia y perseverancia en un reto determinado que aspire a cumplir el Plan Celestial en sus distintas variantes.

A veces los milagros se consiguen con valor y para ello están las Virtudes, para infundirlo cuando sea necesario.
 

Características de las Virtudes


  • Son seres cargados de energía.
  • No importa lo mal que se haya obrado con anterioridad, si hay una voluntad de cambio real gozarás de su ayuda.
  • Son seres fuertes capaces de transmitir esa fortaleza a quien la necesite.
  • Entre sus principales dones se encuentran la gracia y el valor para cumplir el plan divino.
  • Trabajan con la sabiduría guiando por el camino de la virtud cuando se las invoca.

 

Te puede interesar: 

Ana Ana

Periodista y fotógrafa. Curiosa e inquieta, interesada en todo lo que supongo aprender cosas nuevas.

 
Artículos más recientes